El Gobierno de México aceptó una solicitud de Estados Unidos para revisar una supuesta denegación de derechos laborales colectivos en la planta del fabricante estadounidense de neumáticos Goodyear en San Luis Potosí, dijeron anoche la secretaría de Economía y del Trabajo.

Un sindicato independiente había solicitado al gobierno de EU que abriera un caso bajo las reglas comerciales regionales, argumentando que a los empleados se les ofrecían menos beneficios que los disponibles para otros trabajadores de la industria del hule en el país.

“Esta solicitud de revisión identifica presuntas violaciones a derechos colectivos por la negativa de la empresa de aplicar los términos más beneficiosos del Contrato Ley existente en la industria del hule; la supuesta desinformación por parte de la empresa y el sindicato que anteriormente ostentaba el contrato colectivo de trabajo (CCT) respecto a la existencia de un Contrato Ley; así como la omisión de sancionar a los responsables de interferir u obstruir la consulta de legitimación del CCT realizada el pasado 23 de abril”, informaron.

Las dependencias añadieron que sobre el último punto la consulta fue suspendida por la autoridad laboral debido al robo de una urna con los votos de la jornada, hecho que fue denunciado ante la Fiscalía General de la República y se encuentra en proceso de investigación.

“El procedimiento de legitimación se repuso el pasado 8 de mayo, resultando en la terminación del CCT por el rechazo mayoritario de los trabajadores de Goodyear”, dijeron.

Sigue la información sobre los negocios y la actualidad en Forbes México

La secretaría del Trabajo ahora tiene 35 días para investigar y emitir una decisión, dijeron las dependencias en un comunicado.

Síguenos en Google Noticias para mantenerte siempre informado

 

Siguientes artículos

Banco de México Banxico
Banxico aún ve incertidumbre en la inflación; prevé no mover tasa en un tiempo prolongado
Por

La demanda interna, la fortaleza del mercado laboral y los costos laborales pueden provocar que no disminuya la inflació...