Reuters.- El gobierno entrante de México acordó apoyar los planes de Estados Unidos para cambiar su política en la frontera y exigir a los solicitantes de asilo que esperen en México mientras sus casos se procesan en los tribunales estadounidenses, reportó el sábado el Washington Post.

Citando a autoridades mexicanas y a miembros de alto rango del equipo de transición del presidente electo Andrés Manuel López Obrador, el diario dijo que el acuerdo pondría fin a normas de asilo de larga data y agregaría un nuevo obstáculo a los inmigrantes centroamericanos que intentan llegar a Estados Unidos para escapar de la pobreza y la violencia.

Olga Sánchez Cordero, quien será la próxima secretaria de Gobernación de México y la mayor autoridad de política doméstica de López Obrador, dijo al Washington Post que el plan conocido como “Quédate en México” era una “solución de corto plazo”.

“La solución de mediano y largo plazo es que la gente no migre”, dijo Sánchez. “México tiene los brazos abiertos y todo, pero imagina, una caravana después de otra, eso también sería un problema para nosotros”, agregó.

PUBLICIDAD

El diario reportó que según un borrador del plan, los solicitantes de asilo en la frontera tendrán que permanecer en México mientras sus casos se procesan, lo que potencialmente pondría fin a un sistema que el presidente Donald Trump ha criticado y que hasta ahora ha permitido generalmente que las personas esperen en territorio estadounidense.

Preguntado por Reuters sobre el reporte del Washington Post, Zoé Robledo, el próximo subsecretario de Gobernación de México, dijo que los detalles del plan “aún se estaban discutiendo”, pero aseguró que al ofrecer empleos en sectores con poco personal, como las maquiladoras, los migrantes se quedarían en México mientras se procesan sus solicitudes de asilo.

 

Siguientes artículos

España alcanza acuerdo sobre Gibraltar y levanta veto al Brexit
Por

"Europa y Reino Unido han aceptado las exigencias que había marcado España, y en consecuencia se levanta el veto y se vo...