Actualmente, Pemex importa un promedio de 1,300 millones de pies cúbicos por día (pcpd) de gas natural, pero llevaría la cifra a hasta 3,400 millones de pcpd para finales del 2015.

 

Reuters

La petrolera estatal mexicana Pemex elevaría en entre 500 y 700 millones de pies cúbicos por día (pcpd) su capacidad de importación de gas natural, incluso antes de terminar la primera fase de ampliación de su red de gasoductos transfronteriza Los Ramones, dijo el martes el director de su división de gas.

PUBLICIDAD

Los Ramones, que se construirá en dos etapas, añadirá unos 1,200 kilómetros de ductos desde Agua Dulce, en Texas, hasta Guanajuato, en la industrial zona centro de México.

La primera fase estará lista para finales del 2014 y añadirá una capacidad de 1,000 millones de pcpd, pero ya a mediados de ese año se podrán elevar las importaciones de gas desde Estados Unidos en entre 500 y 700 millones de pcpd, dijo el director de Pemex Gas y Petroquímica Básica, Alejandro Martínez.

Actualmente, Pemex importa un promedio de 1,300 millones de pies cúbicos por día (pcpd) de gas natural, pero llevaría la cifra a hasta 3,400 millones de pcpd para finales del 2015, una vez completada la segunda fase de Los Ramones.

“Yo diría que desde finales de los 70 (la década de 1970) no construíamos ductos de esta naturaleza. Este es uno de los ductos de una parte fundamental para el crecimiento de nuestra industria”, dijo Martínez.

México produce un promedio de 6,400 millones de pcpd de gas natural y su demanda crece a un ritmo mayor, en entre un 2.5 y 3.0% anual.

Pero además de que su producción no satisface la creciente demanda en México, las importaciones de gas natural resultan más convenientes en cuanto a costos dado los precios en el mercado de Norteamérica.

“Esto es un tema de competitividad y de negocio. Lo que nos está pasando es que estamos perdiendo competitividad porque nuestros productos siguen siendo producidos con insumos caros”, dijo Martínez.

“Si el costo del gas natural seco en México es arriba de los 5 dólares y lo podemos encontrar en el sur de Texas a 4.20, pues esto es un negocio”, dijo el funcionario. “Nos urge el gas y tenemos que bajar el gas lo más rápido posible”, subrayó.

Estados Unidos está experimentando un auge energético ante nuevas tecnologías de perforación que están abriendo vastas reservas de gas atrapadas en formaciones de lutitas (shale gas) en varias partes del país, inundando el mercado y haciendo bajar los precios.

 

Nuevos proyectos

Martínez dijo que después de Los Ramones, se tienen planes para elevar aún más capacidad de ductos en México.

El plan es que para 2017-2018 se construya un nuevo ducto que iría de Los Ramones a Altamira, con una extensión de entre 250 y 300 kilómetros, con una inversión de unos 1,000 millones de dólares (mdd).

Para el 2020 se pretende extender en entre 700 y 800 kilómetros más la red de ductos con la construcción del tramo que partiría de Los Ramones a la industrial ciudad de Monterrey, de ahí a Zacatecas y terminaría en Aguascalientes, en el occidente del país y con una creciente industria, principalmente automotriz.

Este proyecto contempla inversiones por más de 2,500 mdd, dijo Martínez.

“Tenemos que crecer más en ductos, tenemos que crecer más en sistemas de compresión, en el comercio”, señaló.

 

Siguientes artículos

Obama y la agenda México-EU: cero complejos
Por

La visita de Barack Obama a México dejó clara una cosa: el gobierno mexicano no tenía (otra vez) una agenda propia de as...