El Foro Económico Mundial dio a conocer el ranking de competitividad global, en el que México cayó seis puestos en materia de facilidad para hacer negocios.

 

 

 

PUBLICIDAD

México ocupa el lugar 61 en el ranking de competitividad del Foro Económico Mundial (WEF, por sus siglas en inglés)  para 2014, el país presenta una caída de seis puestos en comparación con 2013.

“México ha adoptado importantes reformas estructurales en el pasado año. Esta caída en la clasificación es impulsado por un deterioro en el funcionamiento percibido de las instituciones; la calidad de un sistema educativo que no parece cumplir con el conjunto de habilidades que una economía mexicana cambiante requiere; y su bajo nivel de implantación de tecnologías de la información, que es fundamental para esta transformación”, señala el reporte.

De acuerdo con el informe para México, ha destacado que los beneficios de las  reformas que buscaron aumentar el nivel de competencia y eficiencia en el funcionamiento de los mercados de México tienen aún no se materializan, lo cual quiere decir que hay una necesidad de aplicar las nuevas leyes que no debe retrasarse.

El WEF explica que los cambios que se han observado en el mercado de telecomunicaciones son positivos, y en la medida que existan más medidas en otros sectores, el país podría aumentar competitividad.

En cuanto a fortalezas, destaca que el país tiene un entorno macroeconómico relativamente estable, un mercado interno que permite el desarrollo de economías de escala, buena infraestructura de transporte y un número considerable de empresas sofisticadas, una característica rara en un país en su etapa de desarrollo.

 

Puntos débiles

La evaluación para el Ranking de competitividad se realiza en doce pilares principales:  pilares institucionales, infraestructura, entorno macroeconómico,  salud y educación primaria, educación y capacitación para el trabajo,  eficiencia del mercado,  mercado laboral, mercado financiero, adopción de tecnología,  tamaño del mercado, sofisticación en negocios e  innovación.

De entre las categorías consideradas, la conectividad aérea medida en asientos de avión y los días que se toma la apertura de un nuevo negocio son los puntos donde México tiene mayor ventaja pues se sitúa en el lugar 21 de los 148 países evaluados.

 

Un problema regional

El reporte del WEF expone que América Latina sigue contando con bajas tasas de productividad. El Índice de Competitividad Global del Informe señala un estancamiento generalizado de la competitividad en la región. Chile (en el lugar 34) sigue a la cabeza de la clasificación regional,  aventajando a Panamá (40), Costa Rica (54) y México (55), que se mantienen relativamente estables. Mientras que Brasil perdió ocho puestos (56) en el ranking.

“La región sigue afectada por un funcionamiento de las instituciones débil,  infraestructura deficiente e ineficiencia en la asignación de factores de producción, como resultado de un nivel insuficiente de competencia y – aspecto muy importante – una brecha en materia de formación y capacitación, tecnología e innovación que impide a muchas compañías y naciones avanzar hacia actividades de mayor valor añadido”, señala.

Según el informe, Suiza encabeza la clasificación por quinto año consecutivo. Singapur y Finlandia permanecen en segundo y tercer lugar, respectivamente.  Alemania subió dos lugares (º) y Estados Unidos invierte una tendencia de cuatro años a la baja, subiendo dos lugares, a quinto. Hong Kong SAR (7) y Japón (9) también están cerrando la brecha con las economías más competitivas, en tanto que Suecia (6), Países Bajos (8) y Reino Unido (10) pierden lugares.

wefindex

 

 

 

Siguientes artículos

Apple confirma ataque a usuarios de iCloud
Por

La empresa tecnológica emitió una respuesta luego de que se divulgaran fotografías de actrices y celebridades durante el...