Colombia es el segundo país más amigable para hacer negocios de la región de América Latina, México es el primero y Perú el tercero. El Fondo Monetario Internacional (FMI) y su proyección del PIB per cápita asciende a 18,227 millones de dólares (mdd) para el año 2022.

El acumulado de inversión de México en Colombia es de 4,714 millones de dólares entre 2000 y 2016, siendo el primer inversor en el país de América Latina y el onceavo del mundo en Colombia.

“Después de lograr el acuerdo de paz con las FARC en 2016, eso ha abierto muchas oportunidades en términos de inversión para las empresas mexicanas en Colombia. Las condiciones están dadas para invertir cada vez más en sectores como el turismo, agroindustrias, servicios o industria automotriz”, platicó Felipe Jaramillo presidente de Procolombia

El final del conflicto con las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) dio la oportunidad al gobierno colombiano de diseñar un plan de incentivos en estas zonas, denominadas ZOMAC, que incluyen 356 municipios en 29 departamentos que ahora cuentan con beneficios tributarios especiales.

Hasta el momento Procolombia ha acompañado 18 proyectos de inversión de capital mexicano entre 2010 y 2016, los cuales generaron negocios por 955 mdd en sectores de BPO, infraestructura hotelera, materiales de construcción, segmento automotor, metalmecánica y telecomunicaciones, que de acuerdo con los empresarios generan 7,000 empleos.

“Cálculos de FDI Markets señalan que actualmente en Colombia operan directamente alrededor de 55 firmas mexicanas”, destacó Jaramillo.

Cementos Mexicanos (Cemex), Grupo Bimbo, Mexichem, Inversinox, Azteca TV, Grupo Salinas, Alsea, Deacero, Cityexpress, Telmex, Aeroméxico, Interjet y Fomento Económico Mexicano (FEMSA) forman parte del grupo de empresas mexicanas que han invertido en Colombia en la última década.

Colombia además es una plataforma exportadora debido a su ubicación geográfica, la buena conectividad marítima, además de que cuenta con tratados de libre comercio con Europa, Asia.

Publicidad

También puedes leer: Centroamérica y México reafirman su compromiso de libre comercio

Alianza del Pacifico

La Alianza del Pacífico es una iniciativa de integración regional conformada por Chile, Colombia, México y Perú, oficialmente creada el 28 de abril de 2011. Cuenta con un mercado de aproximadamente 217 millones de personas y un PIB per cápita promedio de 16,759 mdd (en términos de paridad de poder adquisitivo).

“La Alianza del Pacífico es quizá el ejercicio de integración política, social y económico más exitoso de América Latina. Entro otras cosas porque no sólo el gobierno interviene, sino que el sector privado ha sido un participe activo importante en ese proceso”, comentó Jaramillo.

Actualmente Colombia cuenta con acuerdos comerciales vigentes que le permiten tener acceso preferencial a cerca de 1,500 millones de consumidores en importantes mercados.

“Hemos avanzado en temas fundamentales como la Ley de Movilidad de Personas, homologación de títulos. Apenas hace un par de días nuestros ministros de Hacienda firmaron un acuerdo que facilita la inversión por parte de los fondos de pensiones mexicanos en el mercado colombiano”, platicó Jaramillo.

Según datos de Procolombia, los cuatro países que conforman la Alianza del Pacífico se convirtieron en la sexta economía del mundo.

 

Retos y ProMéxico

Colombia mantiene perspectivas de crecimiento por encima de las de la región. El último informe del FMI destacó el buen manejo de su economía en un contexto internacional complejo y de contracción con perspectivas favorables y un crecimiento de 2.3% en 2017.

Aunque existen retos que las relaciones entre estos dos países deben librar.

“La necesidad más imperiosa que tenemos los países miembros de la Alianza, es apostarles cada vez más a los encadenamientos productivos y a trabajar conjuntamente e incursionar de forma más intensa en las cadenas de valor”, platicó Jaramillo.

El concepto de las cadenas globales de valor implica que el proceso de producción ya no se efectúa en un país específico; por el contrario, cada vez es más frecuente que los distintos procesos que se requieren para elaborar un producto.

Uno de los programas implementados por Promexico es el de Modelo de Alianza con Compañías Transnacionales (ACT), mediante el que empresas mexicanas se integran a las cadenas de proveeduría nacional de firmas globales.

El modelo ha dado resultados concretos ya que de 2013 a 2015 se han generado negocios entre pymes y transnacionales por cerca de 13,000 mdd, logrando insertar o mantener en la cadena de suministro como proveedores a 487 clientes, de los cuales actualmente 37% mantienen vínculos con más de dos compañías internacionales.

 

Siguientes artículos

Hipocresía y mezquindad, sello que nos agobia
Por

En esta época electoral (y la que viene) es, particularmente importante, reflexionar lo que escuchamos en las campañas....