El canal interoceánico de Panamá le genera al país centroamericano cerca de 3,000 millones de dólares al año, y el candidato electo a la presidencia de México, Andrés Manuel López Obrador (AMLO), desea una ‘rebanada’ de ese pastel.

La manera en que pretende lograrlo es con la construcción de un canal seco que recorra del Pacífico al Atlántico, capaz de trasladar mercancías provenientes de diferentes partes del mundo, de acuerdo con César Cravioto Romero, próximo Comisionado de la reconstrucción de la Ciudad de México y parte del equipo de transición del gobierno entrante.

“Se trata de un tren para conectar el istmo de Tehuantepec (en el estado de Oaxaca) con la zona de Minatitlán (en el estado de Veracruz), que si lo analizamos, es una distancia más corta que la del Canal de Panamá, pero todo vía terrestre, no marítima”, comentó en entrevista a Forbes César Cravioto en el marco del Global Youth Leadership Forum (GYLF), que tuvo lugar hace unos días en Cantabria, España.

La idea del gobierno de (AMLO), sería construir una vía férrea de carga, alterna a la que pretende construir de pasajeros en la región Maya para transportar a turistas. Y aunque no se tiene aún vislumbrada la inversión total requerida para ello, sí los planes de acción para ponerla en marcha. “Buscaríamos competir con el Canal de Panamá para atraer mercancías que lleguen de Europa y Asia y de esa forma ser más competitivos. No es un proyecto que estará listo el primer año, pero sí pretendemos que arranque en 2019”, aseguró César Cravioto, quien participó en dicho foro dentro de un panel sobre infraestructura en Iberoamérica.

Pero el ferrocarril que cruzaría de lado a lado en el sureste mexicano es apenas uno de los proyectos importantes de infraestructura para detonar el empleo y el crecimiento económico de la región, de acuerdo con el miembro del gobierno de transición.

“El mismo tren maya es otro de los grandes proyectos para reactivar la economía del sur mexicano. Como se ha dicho, la idea no es solo que se se quede en la Riviera Maya, sino que se adentre a Chetumal, Yucatán, etcétera. El objetivo es que sea una derrama económica amplia que beneficie esa parte del país”.

Un tercer proyecto de infraestructura que enumeró César Cravioto tiene que ver con darle mejores vialidades a muchos de los municipios del estado de Oaxaca, de manera particular a las cabeceras municipales, considerando que en muchas de ellas sus caminos siguen siendo de terracería. “Se trata de un programa que busca conectar todas las cabeceras municipales. No solo se trata de piso y ya. Hay que dotarlas de luz e infraestructura eléctrica que ilumine mejor”.

La misma construcción del aeropuerto internacional es otro factor a considerar en la detonación de infraestructura importante para el país, más allá del lugar en que se decida desarrollar, dijo el integrante del equipo de transición.

También puedes leer: Opiniones sobre el nuevo aeropuerto generan turbulencia en redes

“Y también se está retomando el tema del tren Ciudad de México-Querétaro. Ya se habló con los chinos sobre este asunto. Es un tema pendiente que está dejando el gobierno actual y que se está valorando por la siguiente administración”. Cabe recordar que fue en 2015 cuando la SCT lanzó la licitación para este tren, misma que posteriormente fue suspendida, argumentando aspectos de incertidumbre económica global.

Otras obras que forman parte del proyecto de infraestructura del siguiente gobierno son dos refinerías que se pretenden construir, con una inversión estimada en 6,000 mdd. “Y antes de invertir en ellas se buscará que operen al 100% las que ya existen, modernizarlas. En esto va a estar parte de la gran inversión en infraestructura del siguiente gobierno”.

Aunado a esto, César Cravioto consideró como detonadores del crecimiento interno la construcción que se pretende llevar a cabo de universidades a lo largo del país para cumplir con la propuesta de AMLO de que todos los jóvenes puedan tener acceso a la educación superior, así como la construcción de hospitales y parques de recreo.

“Otra cosa que ha dicho el presidente electo es que todas las obras inconclusas por el actual gobierno se valoren, se retomen y, todas las que sean importantes, se cumplan. Se tiene claro que dejar obras a la mitad no beneficia a nadie”.

La CDMX aportará al plan

En lo que se refiere a la obra que se pretende desarrollar en la Ciudad de México, el encargado de la reconstrucción por el sismo de septiembre de 2017 comentó que tan solo la inversión destinada a este rubro es de 5,000 mdp, pero que hay otros planes para desarrollar otro tipo de infraestructura más allá de este presupuesto.

“Se van a construir 300 centros sociales comunitarios y no solo en las zonas pobres donde hay más violencia. En ellos se pretende acercar a la gente todo tipo de programas sociales de tipo cultural, educativo, deportivo y hasta de empleo”.

Un plan nuevo para la Ciudad de México, adelanta César Cravioto, es el de los cable-buses. Al menos, aseguró, se están considerando cuatro. Uno de ellos conectaría Gustavo A. Madero con Cuautepec. La inversión para este proyecto se estima en 3,000 mdp y beneficiaría a 50,000 personas de la zona. “En lugar de transbordar una hora y media, serán 25 minutos a precios accesibles”.

Sobre la red del sistema metro, el encargado de la reconstrucción comentó que al menos se buscará ampliar la línea 12 y valorar lo que este transporte requiere en cuanto a mantenimiento de escaleras eléctricas, rieles, etcétera. “Queremos que la línea 12 llegue hasta la estación Observatorio. Y sí se están valorando otras líneas. También estamos viendo nuevas inversiones en metrobus”, concluyó.

También puedes leer: López Obrador prevé invertir 2,630 mdd para modernizar refinerías

 

Siguientes artículos

Confidencias | Los ciberataques seguirán ocurriendo
Por

La israelí Cyber Security Group da sus primeros pasos en México; Bitso alista tres nuevas criptomonedas; y Total Play ha...