En su comparación anual y con datos originales, el PIB avanzó 1.8% en el primer trimestre de este año con relación a igual lapso de 2013. Analistas coinciden en que se comenzó el año a paso lento debido al efecto negativo que un crudo invierno tuvo en la demanda de exportaciones manufactureras de Estados Unidos y el efecto de nuevos impuestos en el consumo y la inversión.

 

En el primer trimestre del año, la economía mexicana registró una expansión 0.28% respecto al trimestre previo, informó el Instituto Nacional de Geografía y Estadísticas (Inegi).

El dato está por debajo de lo esperado por el consenso del mercado e incluso por el propio Banco de México.

La media de los especialistas preveían que el Producto Interno Bruto se hubiera expandido en 0.46%, mientras que Banxico calculaba un avance de  0.6%.

Si bien la economía mexicana mejoró su desempeño en los primeros tres meses del año, frente al último trimestre del  2013, su ritmo es muy lento para cumplir la meta del gobierno para todo el año.

A su  interior,  las actividades terciarias fueron mayores en 0.20% y las secundarias en 0.07%; en tanto que las actividades primarias disminuyeron 0.01% frente al trimestre anterior.

Analistas coinciden en que se comenzó el año a paso lento debido al efecto negativo que un crudo invierno tuvo en la demanda de exportaciones manufactureras de Estados Unidos y el efecto de nuevos impuestos en el consumo y la inversión.

Asimismo, destacaron el poco impacto visto hasta el momento en la economía de un incremento en el gasto del Gobierno.

En su comparación anual y con datos originales, el PIB avanzó 1.8% en el primer trimestre de este año con relación a igual lapso de 2013, el mejor desempeño de los últimos cinco trimestres.

El PIB de las actividades primarias aumentó 4.9% a tasa anual y en términos reales en el trimestre de referencia, producto del incremento mostrado en la agricultura, principalmente.

El PIB de las actividades terciarias fue superior en 1.8% en el trimestre en cuestión respecto a igual periodo de 2013. Destaca por su contribución a dicha variación, el PIB del comercio y de los servicios inmobiliarios y de alquiler de bienes muebles e intangibles.

El  de las actividades secundarias se elevó 1.6% a tasa anual en el trimestre enero-marzo de 2014, resultado de las alzas observadas en dos de sus cuatro sectores: el de las industrias manufactureras, y la generación, transmisión y distribución de energía eléctrica, suministro de agua y de gas por ductos al consumidor final; en tanto que la construcción se redujo y la minería no registró variación en ese lapso.

El miércoles el banco central recortó su previsión de crecimiento económico para 2014 a un rango de un 2.3 a un 3.3%, desde uno previo de un 3.0 a un 4.0%, tras un tibio primer trimestre.

La economía mexicana perdió fuerza al cierre de 2013 y le está costando trabajo repuntar por la debilidad del consumo interno y de la demanda externa, sobre todo de Estados Unidos, que no marcha a todo vapor.

El gobierno mexicano todavía proyecta una expansión del 3.9% para este año.

En 2013, el PIB creció 1.1%, su menor expansión desde el fin de la recesión de 2008-2009.

 

Siguientes artículos

S&P eleva nota soberana a España
Por

La calificadora señala que los datos de crecimiento del primer trimestre, que recogen un aumento anualizado del PIB del...