La expansión del Producto Interno Bruto (PIB) del país por debajo de la estimación del Gobierno del 1.3%.

 

Reuters

La economía mexicana registró en el 2013 su menor crecimiento en cuatro años, con una desaceleración en el último trimestre por el pobre desempeño del clave sector industrial, según cifras divulgadas el viernes por el instituto de estadística.

PUBLICIDAD

El Producto Interno Bruto (PIB) de México se expandió un 1.1% el año pasado, quedando por debajo de la estimación del Gobierno del 1.3% y en línea con la expectativa de los analistas encuestados por Reuters del 1.12%.

La tasa anual de crecimiento, que se compara con un 3.9% en el 2012, es la menor desde el 2009, cuando la economía mexicana resultó severamente golpeada por la gran crisis financiera mundial que estalló en Estados Unidos.

“El 2013 fue un año para olvidar para la economía mexicana (…) el crecimiento se redujo en todos los sectores clave”, dijo Capital Economics en un reporte a clientes.

En el cuarto trimestre del 2013, el PIB de México se expandió un 0.2% a tasa desestacionalizada, mientras que a tasa interanual creció un 0.7%.

La cifra resultó muy por debajo de la expansión del 0.95% que anotó en el tercer trimestre, según cifras revisadas del instituto de estadísticas INEGI, el mayor avance de la economía mexicana a tasa desestacionalizada en más de un año.

Una encuesta de Reuters entre analistas arrojó un estimado del 0.45% para el crecimiento del cuarto trimestre a tasa desestacionalizada, y del 1.08% para la tasa interanual.

Por componentes, las actividades secundarias, que incluyen al vital sector manufacturero orientado a la exportación, se contrajeron un 0.04% entre octubre y diciembre.

En tanto, las actividades primarias crecieron un 0.22%; mientras que las terciarias, que incluyen al vasto sector de servicios, avanzaron un 0.17%.

Para Benito Berber, economista de Nomura Securities en Nueva York, las cifras de la última parte del año pintan un cuadro en el que la recuperación de la segunda economía de América Latina será un proceso más gradual de lo que se esperaba.

Además destacó que la debilidad observada al inicio de este año en el sector manufacturero de Estados Unidos, clave para las exportaciones locales, anticipa una recuperación mucho menos robusta para México.

“Tenemos un estimado del PIB para 2014 del 4.0% y por supuesto toda esta información le pone mucha presión a la baja a nuestro pronóstico”, dijo Berber.

Un sondeo de Reuters entre analistas apuntó a que la economía mexicana experimentaría un repunte del 3.4% en 2014, mientras que el banco central local espera un rango de expansión entre 3 y 4%.

 

Siguientes artículos

Latam: los retos de sus empresas al innovar
Por

Conoce cuáles son los 5 principales problemas que acechan a las empresas latinoamericanas al implementar innovación....