La economía mexicana crecería hasta 4% si resuelve sus problemas de corrupción, inseguridad y violencia, aseguró Juan Pablo Castañón Castañón, presidente del Consejo de Coordinador Empresarial (CCE).

“La perspectiva general de crecimiento para México es de 2% para 2017, pero si trabajamos contra la corrupción y la inseguridad podemos generar entre 1% y 2% del Producto Interno Bruto (PIB) adicionales al esfuerzo económico que hagamos cada año”, aseguró el empresario.

Según el representante empresarial, el problema de seguridad y de corrupción son problemas horizontales, que afectan desde la convivencia pacífica de los mexicanos, la movilidad y el desarrollo de las personas, así como de los productos y mercancías para detonar la economía

Si logramos vencer la violencia, los sobornos y dádivas, como economía “seremos más atractivos para la inversión y para el establecimiento de nuevas plantas de generación de empleos”, dijo durante una conferencia de prensa para presentar el balance de este año.

Lee también: Concanaco teme que el Ejército deje las calles

El empresario demandó echar andar el Sistema Nacional Anticorrupción en 2017, lo cual le dará frutos y beneficios directos a la economía mexicana.

Si funciona el plan de negocios de Petróleos Mexicanos (Pemex) y la inversión en energía crece podemos aspirar a 0.5% o 1% más, agregó Castañón.

“La corrupción, en el mejor de los análisis, nos puede generar un 1% del crecimiento del PIB en México, y si a eso lo sumamos a la inseguridad, que según el INEGI es el 0.77% de costo directo para las empresas en el PIB del país, tendremos un mayor desarrollo”, detalló.

Un crecimiento económico de 4% es necesario para el país, ya que se requiere de mejor empleo y bienestar para las familias, apuntó.

Con respecto a la labor que realizan las fuerzas armadas en las calles, el ejecutivo dijo que es necesario que sigan cuidando zonas y ciudades de Tamaulipas, Veracruz y Michoacán, pero advirtió que ya ha pasado una década desde que las fuerzas armadas fuero llamadas a realizar acciones que no les corresponden, como la investigación y persecución de los delincuentes: “Esas acciones no son propias de la naturaleza de las fuerzas armadas”.

El representante del organismo cúpula dijo que desde el inicio se planteó la salida del Ejército a las calles como una medida temporal, mientras los gobiernos locales y el federal fortalecían las instituciones policiacas.

El Ejército ha operado y realizado el trabajo de la policía local durante 10 años, por lo que es necesario aprobarla Ley del Interior para que las fuerzas armadas y las policías cuenten con instrumentos legales, concluyó Castañón.

 

Siguientes artículos

Funcionarios de Fidetur renuncian por campaña turística de Acapulco
Por

"Por razones por todos conocidas, a partir de hoy me toca dejar de formar parte del equipo de Fidetur Acapulco", tuiteó...