La economía mexicana crecería hasta 4% si resuelve sus problemas de corrupción, inseguridad y violencia, aseguró Juan Pablo Castañón Castañón, presidente del Consejo de Coordinador Empresarial (CCE).

“La perspectiva general de crecimiento para México es de 2% para 2017, pero si trabajamos contra la corrupción y la inseguridad podemos generar entre 1% y 2% del Producto Interno Bruto (PIB) adicionales al esfuerzo económico que hagamos cada año”, aseguró el empresario.

Según el representante empresarial, el problema de seguridad y de corrupción son problemas horizontales, que afectan desde la convivencia pacífica de los mexicanos, la movilidad y el desarrollo de las personas, así como de los productos y mercancías para detonar la economía

Si logramos vencer la violencia, los sobornos y dádivas, como economía “seremos más atractivos para la inversión y para el establecimiento de nuevas plantas de generación de empleos”, dijo durante una conferencia de prensa para presentar el balance de este año.

Lee también: Concanaco teme que el Ejército deje las calles

El empresario demandó echar andar el Sistema Nacional Anticorrupción en 2017, lo cual le dará frutos y beneficios directos a la economía mexicana.

Si funciona el plan de negocios de Petróleos Mexicanos (Pemex) y la inversión en energía crece podemos aspirar a 0.5% o 1% más, agregó Castañón.

“La corrupción, en el mejor de los análisis, nos puede generar un 1% del crecimiento del PIB en México, y si a eso lo sumamos a la inseguridad, que según el INEGI es el 0.77% de costo directo para las empresas en el PIB del país, tendremos un mayor desarrollo”, detalló.

Un crecimiento económico de 4% es necesario para el país, ya que se requiere de mejor empleo y bienestar para las familias, apuntó.

Con respecto a la labor que realizan las fuerzas armadas en las calles, el ejecutivo dijo que es necesario que sigan cuidando zonas y ciudades de Tamaulipas, Veracruz y Michoacán, pero advirtió que ya ha pasado una década desde que las fuerzas armadas fuero llamadas a realizar acciones que no les corresponden, como la investigación y persecución de los delincuentes: “Esas acciones no son propias de la naturaleza de las fuerzas armadas”.

El representante del organismo cúpula dijo que desde el inicio se planteó la salida del Ejército a las calles como una medida temporal, mientras los gobiernos locales y el federal fortalecían las instituciones policiacas.

El Ejército ha operado y realizado el trabajo de la policía local durante 10 años, por lo que es necesario aprobarla Ley del Interior para que las fuerzas armadas y las policías cuenten con instrumentos legales, concluyó Castañón.

 

Siguientes artículos

Vladimiro de la Mora, nuevo CEO de GE México
Por

El ingeniero tiene la encomienda de consolidar la transformación de la compañía al pasar de una empresa industrial a una...