La economía mexicana crecerá menos de lo esperado por la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE) este año y en 2017, ante la incertidumbre sobre las políticas de Estados Unidos con la llegada de Donald Trump a la Casa Blanca, así como por la caída de los ingresos petroleros y el efecto de los ajustes en el gasto público.

En sus Perspectivas Económicas que publica semestralmente, la OCDE rebajó a 2.2% su expectativa de crecimiento del Producto Interno Bruto (PIB) de México para este año, cuatro décimas menos de lo que calculaba en junio, y de 2.3% para 2017, un recorte de siete décimas.

El organismo señaló que para 2018, el avance será del 2.4%; la organización destacó que pese a que México se beneficiará de una demanda más fuerte de EU, también se verá afectada por los posibles reveses que vengan de Trump por algunos de los anuncios que hizo durante la campaña.

Te interesa: Enfrentando a Trump: Triunfo sobre el pasado

PUBLICIDAD

En el informe se insistió en la “resistencia” que ha mostrado la economía mexicana pese a los “severos choques externos”, entre los que destaca el hundimiento de los precios del petróleo -que ha disminuido los ingresos públicos-, el descenso de la inversión en el sector energético y la devaluación del peso ante la previsible subida de tipos de la Reserva Federal (Fed).

El principal vector del crecimiento está siendo y va a seguir siendo la demanda interna, y eso lo ponen a cuenta del resultado de “las recientes reformas estructurales” que han abaratado los precios, en particular de la electricidad y las telecomunicaciones.

En la práctica, el consumo subirá un 2.8 % este año y un 2.4 % tanto el próximo como el siguiente, mientras que el sector exterior tendrá una aportación limitada y discontinua, en un contexto de aceleración moderada de las importaciones y las exportaciones.

En conjunto, el sector exterior restará tres décimas de PIB en 2016, mientras que sumará una décima en 2017 y dos en 2018.

Puedes leer: La economía en México es estable, no hay que temer a Trump: Mapfre

 

Reactivación del crecimiento de EU podría impulsar la economía global

Sin embargo, la OCDE se mostró ligeramente más optimista respecto a las proyecciones para EU, ya que estima que crecerá un 2.3% el próximo año, por encima del 2.1% estimado a partir de los datos económicos divulgados hasta septiembre. Mientras que para 2018 repuntaría hasta alcanzar el 3%, la tasa más alta desde 2005.

Esto detonaría que la expansión mundial se acelere desde 2.9% este año a 3.3% en 2017, alcanzando 3.6% en 2018.

La OCDE también destacó que la tasa de desempleo de EU se reduciría desde el 4.9% de este año a un 4.5% al 2018.

 

Siguientes artículos

China aprueba plan ferroviario de 36,000 mdd para crear una megaciudad
Por

Para mejorar las conexiones de transporte entre Pekín, la ciudad portuaria de Tianjin y la provincia de Hebei como parte...