El objetivo de la selección mexicana era irse a la Copa Confederaciones en Rusia habiendo ganado los dos partidos en el Azteca frente a Honduras y Estados Unidos. No pudo ser, Estados Unidos sacó su tercer empate en el Coloso de Santa Úrsula en su historia frente al tricolor.

Tras el gran partido vivido el jueves frente a Honduras, cuando con un juego atractivo y eficaz lograron ganar por 3-0, hoy domingo deja un sabor agridulce. Estados Unidos logró sacar un valioso punto frente a México en su casa y amargarle el plan a Osorio de irse a Rusia con 6 de 6 en estos partidos oficiales.

En una formación poco habitual, marcada por las lesiones y por la decisión de Jesús “Tecatito” Corona de abandonar la convocatoria, el Tri salió al pasto con 4 centrales cuando el colombiano nos tiene acostumbrados a tener a dos laterales que ejercen como puñales en las bandas ayudando a los extremos a crear peligro.

El partido se ponía complicado cuando Javier Hernández, máximo goleador de la selección, fallaba en la entrega y regalaba un balón a Michael Bradley, quien con una definición exquisita batió a Guillermo Ochoa, al que vio adelantado, y ponía el 0-1 en el marcador.

PUBLICIDAD

Faltaban las ideas en el partido, Osorio logró reaccionar al sacar Alanís para dar entrada a Jesús Gallardo y volver más ofensiva la selección por el costado derecho. En una gran jugada, Carlos Vela, el jugador más determinante de nuestro país, ajustó al poste el balón para colocar el 1-1 en el luminoso.

Con ese resultado se llego al descanso. Ya en la reanudación México dominaba pero sin concretar ni poner en apuros a Brad Guzan. Tan solo un disparo de Héctor Herrera al travesaño y otro de Pulisic al poste derecho de Ochoa ponían algo emoción al partido.

Finalmente los comandados por Bruce Arenas sacaban un punto valioso del Azteca que los coloca 3º con 8 ptos de 18 posibles mientras que México lidera con 14 ptos.

El lado malo del partido fueron los silbidos contra el himno estadounidense por parte de la afición mexicana y el famoso grito homofóbico que puede causarle problemas a la federación, con sanciones como la clausura del estadio y una multa económica que rondaría los 400,000 pesos.

 

Siguientes artículos

Microsoft presenta el Xbox One X, su PS4 Pro killer
Por

Lo que hasta hoy era conocido como Project Scorpio es promocionado como el Xbox más pequeño y potente en la historia.