En 26 años, México ha pasado de ser el país norteamericano con menos terrenos protegidos al líder de Norteamérica en este asunto.

Un estudio del Center for American Progress (CAP) analizó por primera vez cómo ha cambiado el mapa de las áreas protegidas de la región, es decir, con restricciones a las actividades humanas que en ellas pueden llevarse a cabo.

En 1992, México sólo contaba con el 2% de la tierra declarada protegida. Para 2017, ésta llegaba al 14% de los terrenos públicos y privados.

Por el contrario, el primer país de la historia tener un parque nacional, EU en 1872 con Yellowstone, es el único de la región con pérdidas netas de áreas protegidas.

PUBLICIDAD

El CAP atribuye le rezago de EU a la política ambiental de la administración Trump. Menciona como causas: la reducción de protecciones de monumentos nacionales, como Bears Ears; la apertura a la explotación de petróleo del Refugio Nacional de Vida Silvestre del Ártico, y la construcción de una carretera en el Refugio Nacional de la Vida Silvestre de Izembek.

China y México son campeones de la descarbonización global: PwC

“En total, estas pérdidas o reducción de protecciones han afectado a 1.5 millones de acres (unos 13,354 m2)”, afirma el reporte.

La mayoría de estas tierras son de titularidad estatal. En todo Norte América, un 4% está en manos privadas: En México, un 98.5% de la tierra es pública; en Canadá, un 99.72% y en EU, un 96.7%.

 

Restricción de pesca comercial: EU a la cabeza 

En cuanto a la protección de aguas marinas, el reporte destaca las reservas marinas vedadas, las que más restringen la pesca comercial.

Esto es así porque “son las que en el largo plazo más afectan a la salud de los ecosistemas porque han demostrado tener mayores efectos positivos en las poblaciones de peces que otras áreas marinas protegidas”, afirma.

Hasta hace poco sólo EU contaba con estas reservas. El informe afirma que actualmente tiene más de un 80% del total de sus áreas marinas protegidas.

México designó por primera vez reservas marinas vedadas en 2015 cerca de Baja Península. Canadá aún no ha implementado esta política.

 

¿Por qué proteger aguas y tierras?

Declarar terrenos y aguas marinas como áreas protegidas ha demostrado ser la política de conservación “más poderosa, efectiva y flexible” de América, afirma la CPA.

La protección varía en función del grado de restricción a las actividades que en las áreas afectadas se pueden realizar. Esto puede dar lugar a áreas silvestres, parques nacionales o bosques.

En México, las políticas más destacadas en estos rubros se dieron durante los mandatos de Ernesto Zedillo y Vicente Fox.

“Si bien Peña Nieto no ha protegido tanta tierra como sus predecesores, ha hecho considerables inclusiones a la red de área marina protegida”, afirma.

En 1994 se firmó la Convención sobre Diversidad Biológica (CBD), un acuerdo global para coordinar los esfuerzos para preservar las áreas de 196 países. La meta marcada era conseguir que, en 2020, todos tuvieran un 17% de sus terrenos protegidos y un 10% de los océanos.

En Norteamérica aún quedan unas cuantas políticas a implementar para llegar al objetivo.

 

Siguientes artículos

Escato, una firma mexicana con 30 años en escena en el mercado
Por

En el marco de su 30 aniversario la empresa anuncia una inversión de 80 millones de dólares para crear el centro operati...