Tan sólo en los últimos dos años las empresas mexicanas destinaron más de 2,000 millones de dólares a la adquisición total o parcial de compañías en España. Éste podría ser el mejor momento para que los mexicanos emprendan la conquista del territorio ibérico… y de toda Europa.

 

Con una tasa de más de 15%, Valladolid es la segunda localidad española con menor desempleo, pues la media nacional ronda 26%. En mayo de 2014, los habitantes recibieron una buena noticia que contribuyó con su grano de arena a la mejora del indicador: la empresa mexicana Extrusiones Metálicas había sido elegida como adjudicataria de Metales Extruidos, una pequeña fábrica dedicada a la producción de aluminio en el polígono industrial de Jalón.

PUBLICIDAD

La noticia traía consigo el compromiso de restaurar al menos 150 de los cerca de 300 empleos que se habían perdido cuando se decretó el expediente extintivo de la empresa, en agosto de 2013. Por cada empleo no generado, los mexicanos tenían que cumplir con una sanción de 10,000 euros.

Para agosto de 2014, la empresa volvió a operar con 50 trabajadores. En septiembre, el nuevo director de la firma declaraba al diario local El Norte de Castilla que en 2015 podría superarse la meta de contrataciones y la empresa regresaría a terreno rentable.

La firma mexicana Extrusiones Metálicas ganó por sobre la propuesta de un fondo de inversión que ofrecía al sindicato la creación de 250 empleos. Sin embargo, la trayectoria de 37 años dedicados al mundo del aluminio, con cuatro plantas de producción en México y ventas en América Latina y Europa, pesó más, y ahora la visión de la firma mexicana podría llevar a la fábrica de Valladolid a una nueva época de expansión.

“Los mexicanos podrían estar ante el mejor escenario para llevar inversión a las empresas españolas. Durante los últimos siete años, el valor de las empresas españolas ha disminuido, en algunos casos hasta en un 50%, y ahora, en los últimos seis trimestres, se han observado señales cada vez más claras de una recuperación en la economía. Es un momento ideal”, comenta Pablo Rocamora, director de Corporate Finance de Banco Sabadell España.

 

Factores atractivos

El ejemplo de Extrusiones Metálicas implica una inversión de poco más de 14 millones de dólares; sin embargo, hay otras transacciones, como la adquisición de Campofrío por parte de Sigma, que significó el desembolso de más de 1,300 millones de dólares, una inyección de capital fresco para una economía que busca salir de la recesión.

Hay tres factores que hacen atractiva la inversión en España para los mexicanos, afirma Arseny Lepiavka, managing partner en la firma especializada en fusiones y adquisiciones Zimma Corporate Finance:

  1. Tamaño del mercado: El primer factor está relacionado con que el mercado español es robusto. En el terreno de alimentos, España reporta el quinto mayor consumo de frutas en todo el mundo, de acuerdo con el AE Business School. Para seguir con los ejemplos: los españoles gastan 7,913 millones de euros en productos lácteos al año, un indicador por encima de países como Holanda, Portugal o Noruega.
  2. Una puerta para Europa: El segundo factor tiene que ver con el hecho de que, ante las facilidades de idioma y similitudes culturales, España luce como una cómoda puerta de entrada hacia el mercado europeo.
  3. Los precios de las compañías: La crisis golpeó a las compañías españolas, que empezaron a reportar menores ganancias y, con ello, disminuyeron su valor. El precio de las empresas podría estar aún por debajo del potencial de rentabilidad.

 

Sectores clave

Tras una reunión con los clientes de Sabadell en México, Pablo Rocamora habla de los sectores con mayor oportunidad.

Las ventas al por menor y el sector alimenticio figuran al principio ante las adquisiciones ya cerradas, pero el ejecutivo afirma que los mexicanos podrían ver oportunidades atractivas en materia de sanidad (hospitales, actividades y servicios médicos, como la reproducción asistida), educación, capacitación y logística.

“Si los mexicanos buscan expandir su estrategia más allá de Estados Unidos, España podría ser la opción más adecuada. Hablamos de un mercado donde el poder adquisitivo es más alto y donde las perspectivas de recuperación permiten suponer buenos márgenes de rentabilidad sobre las inversiones”, afirma Rocamora, cuya labor en Sabadell es promover la asesoría que el banco puede brindar en fusiones y adquisiciones a nivel internacional.

 

Los retos

Una cultura similar, mismo lenguaje, un mercado en aparente recuperación… ¿Estos factores aseguran el triunfo de los mexicanos en España?

“Lo primero que te viene a la mente cuando hablamos de empresas exitosas en el extranjero son nombres como Bimbo, Sigma, Lala… Lo cierto es que estas empresas tienen en común que son grandes, y eso influye mucho en el grado de éxito. Decidir operar en otro país es un asunto muy serio y pone a prueba a cualquier empresa”, advierte Arseny Lepiavka.

Entre los principales retos para una empresa que busca adquirir a otra en España figuran:

  • La legislación fiscal: Cumplir con la contabilidad de manera adecuada es un punto prioritario a considerar. El pago de impuestos y el diseño de remuneraciones debe contemplar este aspecto.
  • La legislación laboral: Las metas de productividad están ligadas a las condiciones de trabajo y la empresa debe asegurarse de cumplir con la legislación vigente.
  • Entender el producto y la cultura: No es lo mismo vender café en México que vender café en España. El conocimiento del mercado y la forma en que asimila los productos es vital.

 

Los nuevos conquistadores

Te presentamos algunas de las más grandes apuestas de mexicanos en España entre 2013 y 2015.

tablamexicanosenespana
Fuente: S&P Capital IQ, Transactional Track Record.

 

Siguientes artículos

Starbucks revela los secretos de su cocina
Por

Forbes México se metió hasta la cocina de Alsea para conocer los secretos en la preparación de los alimentos de su marca...