A nivel mundial existen 35.8 millones de personas atrapadas en la esclavitud moderna, lo que representa un incremento del 20% en contraste con 2013. 

 

 

México es el país en el continente americano en donde existe la mayor cifra de población atrapada en la esclavitud moderna con 266,900 personas, de acuerdo con el Índice Mundial de Esclavitud (IME) 2014, realizado por la Fundación Walk Free y basado en la encuesta a 167 países en todo el mundo.

PUBLICIDAD

El IME calcula que a nivel mundial existen 35.8 millones de hombres, mujeres y niños atrapados en la esclavitud moderna, lo que representa un incremento del 20% en contraste con las cifras publicadas en 2013, ya sea por trata de personas, trabajo forzado, servidumbre por deudas, matrimonio forzado o servil o explotación sexual comercial.

Al respecto, Andrew Forrest, presidente y fundador de la Fundación Walk Free declara: “Se piensa que la esclavitud es una problemática de épocas pasadas. O que solo existe en países asolados por la guerra y la pobreza. Existe esclavitud moderna en todos los países. Todos somos responsables de las atroces situaciones que se dan con la esclavitud moderna y del desesperante sufrimiento que inflige a nuestros semejantes”.

Por región, Europa tiene la menor prevalencia de esclavitud moderna del mundo, con una estimación de 1.6% del total de personas esclavizadas.

América ocupa el segundo lugar con un porcentaje del 3.6% con menor prevalencia. Sin embargo, el estudio calcula que esto representa 1.28 millones de hombres, mujeres y niños esclavizados.

En el continente americano, Haití muestra la mayor prevalencia de esclavitud de la región, con 2.304% de su población, seguido de Surinam con 0.907% y Guyana con 0.387%.

Mientras que México, Colombia y Perú tienen una prevalencia del 0.218%.

Seguido de México, Haití el segundo país que el estudio calcula con mayor cantidad absoluta de personas en situación de esclavitud en el continente americano con 237,000; Brasil con 155,300 personas; Colombia con 105,400 personas; Argentina con 77,300 personas; Venezuela con 60,900 y Chile con 36,900 personas.

Los países con menor prevalencia en todo el continente son Canadá con 4,600 personas; Estados Unidos con 60,100 personas y Cuba con 4,100.

“Uno de los factores más importantes de la región son las fuertes tendencias migratorias transnacionales que llevan a personas vulnerables a abandonar sus hogares en busca de trabajo. Las condiciones laborales son a menudo deplorables y pueden incluir trabajo forzado, reclusión física, ausencia de días de descanso, falta de agua potable, retención del salario y horas extra ilícitas, a menudo bajo la amenaza de deportación”, explica el IME.

 

Siguientes artículos

Consejo de Pemex aprueba reorganización corporativa
Por

Pemex indicó que con la aprobación se crean las empresas productivas subsidiarias Exploración y Producción, y Transforma...