Pese a la inseguridad y a los crecientes riesgos por la volatilidad en el tipo de cambio y una desaceleración económica, México es el país que más atrae a las empresas españolas para invertir, por arriba de Brasil.

 

Pese a la gran preocupación que hay sobre la inseguridad ciudadana, la desaceleración económica y la volatilidad del tipo de cambio, los empresarios españoles aún ven a México como el país de América Latina más atractivo para invertir y hacer negocios, muy por encima, incluso, de Brasil.

Durante 2014, 92% de las empresas españolas encuestadas tuvieron inversiones, presencia comercial, exportaciones o interés comercial en México, de acuerdo al “VII Informe de Inversión Española en Iberoamérica”, realizado por la IE Business School, basado en encuestas a 61 empresas españolas multinacionales.

PUBLICIDAD

En segundo lugar, está Brasil, con 84% de las empresas, seguido de Colombia (68%), Argentina (65%), Chile (59%), Perú (57%), Uruguay (35%), Venezuela (35%), Panamá (32%) y Costa Rica (30%).

“México y Brasil vuelven a ser, de forma destacada, los países en los que hay instaladas un mayor número de empresas españolas, seguidos de Colombia, Argentina, Chile y Perú, en sintonía con lo que ocurría en años anteriores”, explica Juan Carlos Martínez Lázaro, profesor de Economía de IE Business School.

El mayor riesgo que ven los empresarios de España para invertir en México es la inseguridad ciudadana. Además, alertan de dos riesgos relativos, pero en ascenso: la volatilidad del tipo de cambio y la desaceleración económica.

Pese a todo, su visión de la situación económica general en México para este año es la tercera mejor calificada, sólo debajo de Perú y Colombia. Desde el punto de vista de los empresarios y empresas participantes en el informe, son estos tres países donde la situación económica general es la mejor.

Los tres factores que mantienen el atractivo de México son su mercado interno, la ubicación geográfica y la competitividad.

Además, la Ciudad de México gana brillo como sede para ubicar las operaciones centrales de las empresas españolas, igualando a Sao Paulo, que era la metrópoli más atractiva, seguidas ambas por Bogotá y por Miami. Del Distrito Federal destacan su buena conexión de transporte aéreo y su oferta de ocio.

“México, Colombia, Perú, Brasil y Uruguay serán los mercados en los que aumentará la inversión española en la región en 2015, junto con Cuba, supuestamente por las oportunidades que se abren en la isla tras el deshielo de las relaciones diplomáticas entre La Habana y Washington”, escribe Martínez Lázaro.

 

Menor interés en la región

Este año Iberoamérica seguirá siendo el principal destino de las inversiones españolas, ya que 74% de las empresas encuestadas prevé aumentarlas durante 2015, frente a 6% que piensa reducirlas y 22% que cree que las mantendrá inalterables.

Sin embargo, según revela el informe, Iberoamérica ya no es el destino exclusivo de la inversión española: este año, sólo tres cuartas partes de las compañías piensan que su facturación en Iberoamérica aumentará durante los próximos tres años, cuando en 2013 casi 100% de las encuestadas lo pensaba.

Mientras en 2013, con la crisis económica española y europea en su máxima profundidad, 81% de las grandes empresas españolas encuiestadas (las que facturan más de 500 millones de euros) pensaban que en un plazo de tres años los mercados iberoamericanos serían más importantes para su negocios que el propio mercado español, la cifra cayó en esta edición a 55% (el año pasado fue de 74%).

“Esto puede ser un indicador de que la región, aunque sigue siendo un mercado con unas expectativas muy favorables en su potencial de crecimiento, puede verse afectado por un cambio de ciclo en los próximos años y de que el mercado español se recupera de la profunda recesión en la que ha estado sumido”, explica Martínez Lázaro.

Para Igor Galo, Director of Communications for Latin America de IE Business School de España, “no cabe duda de que Iberoamérica ha perdido algo del brillo que tenía hace dos o tres años a los ojos de los inversores y corporaciones españolas, cuando la región crecía muy por encima de Europa o EU, impulsada por el auge de las materias primas, la liquidez y el crédito internacional, pero también por las políticas macroeconómicas solventes (en la mayor parte de la región) y las reformas de la década anterior”.

 

Siguientes artículos

5 claves para convertirte en un líder positivo
Por

Ser mejores en la vida cotidiana, la escuela o en el ámbito profesional es asunto de cambios positivos, según Tan Ben-Sh...