La empresa de recubrimientos invertirá 60 mdd en los próximos años para ampliar su capacidad de producción, aunque no descarta incrementar este monto en el largo plazo frente a nuevas oportunidades de negocio.

 

Hace un año, la empresa estadounidense DuPont decidió que su división de recubrimientos no era estratégica en su negocio, así que le puso el letrero de venta. The Carlyle Group la adquirió hace casi 7 meses y ve en México la oportunidad de continuar su expansión mundial.

“Para nosotros significa un respaldo muy importante para no sólo poder conducir las operaciones en el presente, sino también cristalizar los planes de crecimiento en el segmento de recubrimientos a nivel global y, específicamente, en Latinoamérica y México”, dice Jorge Cossío, presidente y director para la región de Axalta Coating System, nuevo nombre de la empresa  que antes fuera la división de recubrimientos de DuPont.

PUBLICIDAD

Durante los próximos tres años, la compañía planea invertir más de 60 millones de dólares (mdd) en México, monto que será dirigido a incrementar la producción en sus tres plantas ya existentes.

La distribución de sus productos en la industria automotriz, así como el impulso de los recubrimientos enfocados al sector industrial, que podría crecer por reformas como la energética, forman parte de los puntos clave de la estrategia de Axalta para crecer.

 

Color del negocio

Enfocarse a los sectores de agricultura y nutrición, biotecnología y materiales avanzados, fueron los argumentos que llevaron a DuPont a cerrar una página en su historia el 3 de febrero. Por un monto de 4,900 mdd, la estadounidense finiquito la venta de su división de recubrimientos. Ese fue el momento en que nació Axalta Coating Group.

“Es un cambio extremadamente positivo para todas las partes, porque un corporativo como Dupont sigue su operación estratégica, pero también permite crecer a un negocio que está bien posicionado a nivel global”, comenta Jorge Cossío.

A nivel mundial, las ventas de Axalta ascienden a 4,300 mdd, de los cuales alrededor del 6% proviene de México, hecho que coloca al país como el segundo de mayor importancia para la empresa nivel Latinoamérica, sólo por detrás de Brasil.

Pero las oportunidades de crecimiento aún pueden ser mayores: el mercado de los recubrimientos en el país oscila en un estimado de 2,400 mdd, y Axalta no quiere perder la oportunidad de obtener una mayor participación.

“Es un país en donde estamos haciendo inversiones y tenemos planes para continuar creciendo a doble dígito cada año, tomando las ventajas que ofrece el mercado mexicano y las condiciones de la economía”, asegura Cossío.

Axalta cuenta con tres plantas de producción en el país, de las cuales dos se ubican en el Estado de México, y otra en Nuevo León, y distribuye sus productos a 120,000 clientes en el territorio nacional.

Hasta el momento, la mayor parte de las ganancias de la compañía provienen de la industria automotriz, ya que sus productos son destinados mayormente a las armadoras, ya que ocupa el 23% del mercado de pinturas destinado a los autos, mientras que 8 de cada 10 tractocamiones emplean sus recubrimientos.

En este sentido, el directivo revela que ha establecido un contrato con Honda para abastecerle el 100% de los recubrimientos de los autos manufacturados en su planta de Celaya, Guanajuato.

“Vemos en las instalaciones que tenemos capacidad de expansión que estamos concretando para soportar nuestro crecimiento”, asegura Jorge Cossío.

Nuevos caminos

Pero la empresa cree que la penetración de sus productos puede tomar nuevas velocidades en el mediano plazo: la industria de petróleo y gas les ofrece oportunidad por la capacidad de dotar de recubrimientos a los transportes de hidrocarburos, ya que sus productos se encuentran certificados por compañías como Pemex, Ecopetrol y Petrobras.

Asimismo, la generación de energía eólica también les permite mirar nuevas fronteras, ya que cuentan con resinas electro-aislantes que se ocupan en las turbinas eólicas para mejorar a conductividad basadas en nanotecnología.

Aunque todavía no hay certezas sobre los proyectos que impulsaría la reforma energética, Jorge Cossío no pone en duda que Axalta seguirá con su expansión: “No es cuestión de si vamos a invertir o no, la respuesta es sí, en qué proyectos y cuál es el tiempo de las inversiones, esos son planes que estamos trabajando”.

 

Siguientes artículos

Netflix se empeña en mantener sus ratings en secreto
Por

¿Cuál es la serie más exitosa dentro del catálogo del servicio de streaming? ¿El ruido que hacen los medios a sus produc...