La tercera edición de DevHour, el foro internacional de profesionales del videojuego, busca consolidar la industria en México para convertirlo en una potencia en el sector.

 

“Para funcionar, la industria mexicana de los videojuegos tiene que desaparecer como tal”. Aunque pudiera sonar a contrasentido, la idea que me lanza Jacinto Quesnel es bastante sensata, al menos a la luz de su explicación: “Tenemos que empezar a pensar más como parte de una industria mundial, no podemos pensar que estamos protegidos por fronteras, o desprotegidos por estar en México. Ésa es la impresión de algunos de los que trabajamos en esto, ‘no hay experiencia, no se puede’. No, no pienses como México, piénsalo a nivel mundial.”

Y desaparecer como industria “no significa que dejemos de ser mexicanos ni auténticos”, sino asumirse como parte de una red de colaboración en la que pueden participar personas de varias partes del mundo en un mismo proyecto de forma simultánea.

PUBLICIDAD

Quesnel sabe una cosa o dos sobre el tema. Además de ser gamer de toda la vida, este egresado de la carrera de Artes Visuales por la Escuela Nacional de Artes Plásticas de la UNAM es académico y cofundador y organizador de DevHour, el foro internacional de profesionales del videojuego, que se celebra anualmente en la Ciudad de México y este año llega a su tercera edición.

DevHour es un evento inspirado por la necesidad de vincular a todos aquellos que de una manera u otra pertenecen al ecosistema de los juegos de video en el país: desarrolladores, animadores, investigadores, jugadores y todo aquél interesado en el tema.

La edición 2013 del foro tendrá lugar por segunda ocasión en el Centro Multimedia del Centro Nacional de las Artes (Cenart), entre el 16 y el 19 de octubre próximos y el programa tiene algo para todos los gustos. Quesnel detalla que entre algunos de los headliners están:

• Ian McGee,uno de los creadores de Playstation, quien está trabajando con Yetizen

• Tommy Palm, el cerebro detrás de King y Candy Crush Saga

• Steve Bocska, que dará una conferencia sobre cómo utilizar el diseño de juegos para resolver problemas de negocios

• Kate Edwards, presidenta de la IGDA, que hablará de cómo se formula una comunidad de desarrollo.

Además “tenemos muchas otras conferencias de estudios nacionales que nos contarán su experiencia, paneles de expertos y una modalidad que nos gusta mucho que son las mesas redondas, que son un espacio horizontal en el que se invita a participar al público, y tanto ponentes como asistentes tienen un máximo de 3 minutos por intervención”, dice Jacinto, uno de los cuatro fundadores del evento.

 

Un país relevante

Según datos de CIU, el mercado de videojuegos en México tenía un valor de 15,290 millones de pesos (mdp) al cierre de 2012, 10% más que el año anterior, y el primer medio de acceso a los juegos ya son los dispositivos móviles (31%), seguidos de la consola fija y la computadora.

Así, hay un mercado más que atractivo para las marcas nacionales. México es el segundo consumidor de videojuegos en Latinoamérica, sólo detrás de Brasil, y uno de los principales a nivel mundial, y la industria local está en su mejor momento. Actualmente en el sector “hay 4 países relevantes en Hispanoamérica: México, Argentina, Colombia y Chile… pero en mi opinión México tiene una gran ventaja en la gran oferta educativa enfocada a la producción de videojuegos en comparación con los otros tres países”, estima Quesnel.

Si bien reconoce que falta cultura de negocios en el sector, es una deficiencia que en el país ya se ha detectado y se trabaja para subsanar: “Hay cada vez más gente que entiende la cultura de las startups, lo cual en México es una buena mezcla porque es tan nuevo como hacer videojuegos”, sostiene.

Sin embargo, no siempre fue así. “Tuvieron que pasar varias cosas para que el mercado mexicano fuera relevante”, dice el académico, al tiempo que recuerda los tiempos en los que el mercado negro (la piratería) y el gris (la venta de juegos originales en el mercado informal) eran a donde acudía buena parte de los gamers del país, y cómo esos mercados se fueron volcando hacia la formalidad, haciendo a México atractivo para los grandes estudios.

Y en términos culturales, afirma el organizador del evento, “leer y escribir es importante, pero también lo es jugar y crear videojuegos”.

Quesnel reconoce que DevHour necesita más patrocinios: “Estamos trabajando a base de trabajo voluntario y gracias al patrocinio de los ponentes”, ya que todos los ponentes se hacen cargo de sus propios gastos de traslado y hospedaje, “todos los estudios nacionales patrocinan el evento en cierto modo porque muchos vienen de otros estados con sus propios medios”. SAE institute es de los pocos patrocinadores que nos ha apoyado con dinero en efectivo. El evento se hace gracias al patrocinio de muchas personas pero falta más.

La entrada a DevHour es gratuita bajo registro, pero si no te es posible asistir, todo el evento será transmitido en línea. Para consultar el programa pueden visitar su sitio oficial o seguirlos en Facebook o Twitter.

 

Siguientes artículos

A correr sin lastimarse…
Por

¿Te gusta correr? Hasta 50% de los corredores llegan a tener una lesión al año. Conoce las causas más frecuentes y cómo...