Para el gigante tecnológico GE, México debe continuar diversificando todas sus fuentes de generación eléctrica y no depender de una sola, como pretende el próximo gobierno con la energía hidroeléctrica.

“El potencial para desarrollar grandes proyectos de hidroeléctricas es limitado. Es de las industrias más estudiadas del país porque tienen que hacerse proyecciones a 50 años. El potencial se entiende muy bien y no podemos depender solo de hidroeléctricas”, comentó en entrevista el director de GE Power México, Marco Vera.

El comentario aparece tras anuncio del próximo presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, el pasado 27 de julio, sobre un programa para rehabilitar y modernizar las centrales hidroeléctricas del país, quien calificó a esta fuente como “barata y limpia”. Para lograrlo, invertirán adicionalmente 20,000 millones de pesos (mdp). “La prioridad va a partir de la modernización de hidroeléctricas”, agregó López Obrador en su casa de campaña junto a su cerebro energético, Rocío Nahle.

Pero esta fuente energética está asediada por problemas sociales y medioambientales.

PUBLICIDAD

Otro gran obstáculo son los precios. Mientras que la Comisión Federal de Energía (CFE) paga 20 dólares el Megawatt-hora con una fuente solar o eólica, la misma cantidad con hidroeléctrica cuesta entre 47 y 55 dólares, de acuerdo con la Secretaría de Energía (Sener).

La división que representa Vera se enfoca en la industria de generación de gas, pero él reconoce que la empresa es una de las líderes en otras fuentes de generación como solar, eólica, hidroeléctrica y nuclear. “GE en temas de generación de energía participa en todo”, menciona el directivo.

El hidropotencial mexicano 

Las 62 centrales hidroeléctricas de CFE tienen una capacidad instalada de 12,140 MW, concentrada en Chiapas, Michoacán, Nayarit y Jalisco. La futura secretaría de Energía ha dicho que estos complejos fueron descuidados por las administraciones anteriores para darle paso al gas natural.

“Las energías renovables son muy buenas sin duda, pero una red eléctrica no puede depender solamente de energías renovables, es imposible. La disrupción que puedes tener por solo depender de renovables puede ser muy negativa para una red eléctrica. La red de México no está tan desarrollada, tan mallada como necesitaría estar”, comenta el directivo de GE.

Desde el punto de vista de Vera, México debe buscar el desarrollo de todas las tecnologías de generación eléctrica con evaluaciones. Destacó la utilidad de el Programa de desarrollo del sistema eléctrico nacional, elaborado por Sener,  para política pública del sector.

Hoy la tecnología hidroeléctrica suma 17% de la capacidad instalada, pero hacia 2032 caerá a solo 3%, según las proyecciones de las autoridades energéticas.

Fuente: Proseden

El directivo mencionó que la planeación gubernamental no solo debe enfocarse en generación, también en transmisión eléctrica.

“El hecho de que CFE se haya abierto, y exista una división (CFE Transmisiones), abre la posibilidad de que el sector privado establezca alianzas y se puedan generar líneas que sean participadas por el sector público y privado y que crezca este segmento, porque es necesario para el país”, añadió Vera.

 

 

Siguientes artículos

Ruta de transición: ¿Qué hacer con ProMéxico?
Por

Se han dado discusiones sobre lo que será el eje central en distintas áreas del próximo gobierno, entre ellas la posible...