Mérida, Yucatán.- México puede producir más gas natural y abatir la dependencia con Estados Unidos, de acuerdo con datos de la Comisión Nacional de Hidrocarburos (CNH).

“Podría ser mucho más económico extraerlo que transportarlo incluso desde la frontera hasta los lugares más lejanos, en este caso, la Península de Yucatán”, declaró la comisionada Alma América Porres durante una presentación con el Consejo Coordinador Empresarial y las comisiones de energía del Senado y Diputados.

Parte de la situación actual se explica con la política de Estados Unidos de explotar sus recursos no convencionales con los que hoy EU es el mayor productor de gas en el mundo desde 2011 y el de petróleo desde 2018.

Mientras tanto, Pemex, ante los precios récord del crudo de 100 dólares por barriles entre 2007 y 2008, concentró sus inversiones en aceite, pero con el declive de sus megayacimientos Cantarell y Ku-Maloob-Zap, ha recurrido a las importaciones de gas.

El potencial gasífero que yace en el subsuelo mexicano equivale al 80% de la producción histórica del país, estimada en 59,900 millones de barriles de petróleo crudo equivalente.

La CNH estima que los recursos prospectivos de gas contabilizan 41,900 millones de barriles de petróleo crudo equivalente, mayoritariamente concentrados en cuencas de recursos no convencionales, es decir, que requieren fractura hidráulica (fracking) para su extracción.

Gráfica: CNH

Porres Luna consideró sumar el transporte, pues no es lo mismo la disponibilidad que hay en la cuenca de Permian en Estados Unidos que en México.

El precio Waha de Permian por millón de BTU fue de 0.77 centavos de dólar en promedio de agosto, mientras que el precio de referencia Henry Hub cotizó en 2.23 dólares por millón de BTU.

“Hay que ver el costo de transporte hasta la Península de Yucatán, ese tipo de puntos son los análisis que las personas competentes en esta área tendrían que hacer, ponerlo sobre la mesa (…) Nosotros pensamos que se tendría que aprovechar mucho del hidrocarburo que se tiene en México, sobre todo para el caso del sureste”, agregó.

 

Alta dependencia

Mientras que potencias como Francia, Japón y Alemania compran menos del 52% a un solo país, México importa 90% del gas desde Estados Unidos.

El regulador energético consideró que entre las naciones con alta dependencia externa de gas natural, México es el que depende en mayor proporción de este insumo para la generación de energía eléctrica.

El gas natural no significa más del 45% de la generación eléctrica en ninguno de los países importadores.  En México, 54% de la electricidad se genera a partir del hidrocarburo, gracias a la conversión de plantas de generación con combustóleo por gas natural.

 

La comisionada recomendó cinco acciones para incrementar la producción en nuestro país:

  • promover nuevas inversiones en áreas de gas no adjudicadas, particularmente en recursos no convencionales;
  • intensificar inversiones en áreas de Pemex, pues la empres mantiene derechos en 99 asignaciones de exploración y 271 de exploración y extracción, además de aprovechar su infraestructura existente
  • impulsar cadenas productivas de gas pues el gas importado es seco sin precursores petroquímicos;
  • incentivos fiscales como un ajuste a la regalía aplicable a gas natural y derechos a producción de gas natural, además de deducción inmediata de inversiones.
  • almacenamiento de gas de 20 a 30 días de consumo, pues hoy México tiene cero días de almacenamiento del hidrocarburo.

 

 

 

 

Siguientes artículos

Foto: freestocks.org/Pexels.
Johnson & Johnson pagará multa de 572 mdd por ‘alimentar epidemia de opioides en EU’
Por

El fiscal general de Oklahoma había presentado la demanda, buscando 17,000 mdd para enfrentar el impacto de la crisis de...