La Secretaría de Relaciones Exteriores (SRE) informó que Andrés Roemer Slomianski fue retirado de su cargo representante de México ante la La Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (Unesco) por no haber informado el contexto en el que ocurrió el proceso de votación en la cual se aprobó una resolución sobre un polémico patriomonio cultural y religioso para la comunidad musulmana y judía en Israel.

La destitución de Andrés Roemer también se justificó por hacer públicos documentos y correspondencia oficiales. “Habría incurrido en la violación a las obligaciones establecidas por los artículos 41, 42 y 43 de la Ley del Servicio Exterior Mexicano”, dijo un comunicado de la SRE.

Esta resolución de Unesco, que afecta a la gestión de los lugares religiosos palestinos en Israel, se refiere en particular a la mezquita al-Aqsa en la ciudad vieja de Jerusalén por sus nombres musulmanes: al-Aqsa y al-Haram al-Sharif. “La Mezquita de Al-Aqsa es el tercer sitio más sagrado del Islam. Los judíos se refieren al lugar como el Monte del Templo”, explicó la cadena Al Jazeera.

México fue uno de los países de la Unesco que votó a favor de la resolución. Esta decisión fue presentada por Algeria, Egipto, Líbano, Marruecos, Oman, Catar y Sudán. Recibió 24 votos a favor, seis en contra y 26 abstenciones. La Cancillería mexicana dijo que cambiará su voto a abstención.

PUBLICIDAD

“El patrimonio de Jerusalén es indivisible y cada una de sus comunidades tiene derecho al reconocimiento explícito de su historia y su relación con la ciudad. Negar, ocultar o querer borrar una u otra de las tradiciones judía, cristiana o musulmana, pone en peligro la integridad del sitio y va en contra de los motivos que justificaron su inscripción en la Lista del Patrimonio Mundial”, Irina Bokova, directora general de la Unesco.

También puedes leer: Trump es una amenaza para México, señala Ruiz Massieu 

La titular de la SRE, Claudia Ruiz Massieu solicitó al Órgano Interno de Control una investigación pormenorizada para esclarecer y deslindar las responsabilidades de los funcionarios que intervinieron en este tema.

Roemer hizo público su desacuerdo con el criterio de México en el tema del Monte del Templo en la antigua Jerusalén,  los judíos y decidió renunciar, pero al hablar con otros embajadores desistió de esa idea.

La periodista Adina Chelminsky del diario Huffigton Post platicó con Roemer Slomianski para escuchar su punto de vista en este suceso.

“En lo personal no está de acuerdo con la decisión de México en la votación, no solo por razones religiosas sino por el contenido de la resolución y la falta de información con la que se tomó la decisión. La incomodidad que le causó la votación lo llevó a pensar en su renuncia, pero decidió no hacerlo”, dijo la periodista.

Israel controla la zona desde 1967. Ha permitido el acceso de musulmanes a mezquitas con restricciones ocasionales de las autoridades por temas de seguridad.

 

Siguientes artículos

Quintana Roo atrae al mismo número de turistas que Brasil y Argentina juntos
Por

Cancún, Quintana Roo recibe más turistas internacionales que Colombia o Perú y casi el mismo número que capta Chile.