México sostiene que los aranceles al aluminio y acero por parte de Estados Unidos deben desaparecer, pues el mercado nacional no representa una amenaza para ese país, al tiempo en que rechaza una política de cuotas, comentó Luz María de la Mora, subsecretaria de Comercio Exterior en la Secretaría de Economía.

“La posición del gobierno mexicano es que la aplicación de la medida 232 al acero y aluminio mexicano no tiene ningún mérito. México no es una amenaza a la seguridad nacional para Estados Unidos, las importaciones que ese país hace de acero y aluminio desde México son menores a las importaciones que nosotros hacemos”,  manifestó la funcionaria a su salida de la 102 Asamblea General de Socios de la American Chamber en México.

El mercado mexicano tiene un déficit de al menos 2,000 millones de dólares en acero y la misma cantidad para el aluminio.

“Entonces la posición del país es que esas medidas se deben eliminar y no hay otra solución que su eliminación…Las cuotas no tienen ningún sentido, las cuotas son una forma de administrar el comercio, lo cual no tiene ningún sentido en una relación de integración productiva como la tenemos en América del Norte”, reiteró de la Mora.

Este lunes, se publicó en el Diario Oficial de la Federación (DOF) la reactivación de los aranceles a mercancías del sector siderúrgico, para enfrentar la crisis en el mercado internacional del sector acerero por la reducción en el crecimiento de la demanda.

“Es una continuidad del acuerdo que vencía el 31 de enero por seis meses para darle protección a la industria, que en el caso del acero es mantener el 15% de aranceles para las importaciones que vienen de países con los que no hay tratados de libre comercio. Y en los próximos días se publicará el otro decreto”, comentó la funcionaria.

Te recomendamos: México restablece aranceles al acero importado desde países sin TLC

 

Siguientes artículos

En el futuro, IMSS no cobrará a no derechohabientes: AMLO
Por

El ejecutivo federal indicó que está consciente que los servicios de salud pública están mal en el país.