La producción de autos en plantas mexicanas subió un 5.24% interanual en el primer semestre de 2024 hasta las 1,996,136 unidades, con lo que retoma la tendencia al alza tras un primer trimestre de estancamiento, informó este martes el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi).

Asimismo, la exportación de vehículos ligeros se incrementó en 10.67%, hasta los 1,721,852, mientras que las ventas en el mercado interno se elevaron un 11.94 % para ubicarse en 708,650, según el reporte del instituto autónomo.

El Inegi precisó que el 75.5% de los vehículos producidos fueron camiones ligeros y el resto automóviles.

En el reporte destacó un desplome del 27.5% interanual en la producción de Audi, cuya planta en el estado de Puebla estuvo en huelga del 24 de enero al 18 de febrero por un desacuerdo entre los sindicatos y los empresarios por el incremento salarial para 2024.

También hubo reducciones interanuales en la producción de las plantas de Toyota (-22.9%), Stellantis (-13.5%) y KIA (-3.9%).

Tan solo en junio, la producción de autos ligeros en México avanzó un 3.77% interanual hasta las 344,206 unidades.

Te interesa: Ventas de autos nuevos crecen 12% en primera mitad de 2024

Exportaciones de autos en México se elevan a 3.3%

Mientras que la exportación en el sexto mes del año se elevó un 3.3% con 295,742 vehículos, y la venta interna se incrementó en 8.26% a los 122,929.

La importancia de la industria automotriz para México radica en que representa casi el 4% del producto interior bruto (PIB) nacional y el 20.5% del PIB manufacturero, más que ningún otro sector, según la Asociación Mexicana de la Industria Automotriz (AMIA).

La información del Inegi proviene de 23 empresas afiliadas a la AMIA, Giant Motors Latinoamérica, Autos Orientales Picacho y Great Wall Motor México. 

El sector automotor de México recuperó sus niveles prepandemia en 2023, cuando la producción creció un 14.23% anual, las exportaciones un 15.19% y las ventas internas un 24.36%.

La industria automotriz mexicana repuntó en 2022 con un crecimiento de 9.24% en la producción, después de la caída del 2% en 2021 por la escasez de chips semiconductores y el desplome de más del 20% en 2020 por la pandemia de Covid-19, que obligó al cierre de esta industria durante los primeros meses del brote.

Con información de EFE.

Síguenos en Google Noticias para mantenerte siempre informado