México es uno de los países que figuran dentro de los primeros lugares en América Latina en el tema de transformación digital. Sin embargo, los retos a los que se enfrenta todavía no dejan que la región despegue en su totalidad.

Falta de adopción, miedos, inversiones innecesarias, falta de capacitación y otras barreras son los topes que las empresas en nuestro país han encontrado al momento de buscar una inmersión total en la era digital.

Lee también: Ventas de IBM superan previsiones por computación en nube y servicios de seguridad

Alejandro Raffaele ocupa desde septiembre la nueva silla directiva de la compañía tecnológica Red Hat en México. Como director general, propone reglas básicas para que las firmas nacionales y no solo tecnológicas tengan una inmersión más rápida en lo que los analistas han llamado la Cuarta Revolución Industrial.

PUBLICIDAD

“El verdadero reto en México creo es la aceleración. En que las empresas y compañías aceleren sus procesos y busquen su crecimiento logrando más adeptos para expandir y darle velocidad a la evangelización”, dice el directivo a Forbes.

En el Foro Red Hat que organiza cada año la empresa, expertos y líderes empresariales reconocieron el potencial del open source como el motor que acelera la innovación, así como el rol que el individuo y la colaboración tienen en el aprovechamiento de las nuevas tecnologías en favor de las organizaciones y las personas.

A lo largo del evento, los más de 1,600 asistentes provenientes de todo el país conocieron de primera mano los factores que están contribuyendo a la transformación del mundo de los negocios en el contexto de la “Cuarta Revolución Industrial”, la cual se caracteriza por la convergencia de tecnologías digitales y tradicionales, y el surgimiento de nuevos desafíos para los ecosistemas de TI, las empresas y la sociedad en general.

“La transformación digital es una conjunción de fuerzas, talentos, tecnología, visión y estrategia. Sin duda, está cambiando la manera en que las empresas operan y hacen negocio. Para afrontar estos cambios y aprovechar las posibilidades del desarrollo tecnológico, hay que unir las capacidades y la creatividad de los individuos. Las personas y las organizaciones deben encontrar nuevas formas de trabajar juntas y así dar paso a nuevas maneras de innovar”, aseguró Alejandro Raffaele, Director General de Red Hat México.

 

Miedos y compras innecesarias

El directivo señala que si las empresas o nosotros mismos creamos o hacemos un trabajo con miedo, la innovación nunca va a ocurrir.

“Si la primera o la segunda vez sale mal, no importa, nadie crea algo de cero y funciona inmediatamente. Yo como ingeniero me enseñaron a probar y el miedo viene de hacer la prueba al público, y eso  las empresa grandes digitales, las más importantes, lo hacen todo el día aunque no nos demos cuenta”, señala.

Sobre la idea que algunas empresas tienen de realizar cuantiosas inversiones en tecnología y con esto asegurar de cierta manera su éxito, Raffaele asegura que esto es un gran error.

“Para lograr que la transformación digital y que sea efectiva, hay que comenzar con proyectos pequeños, la forma tradicional de comprar tecnología es comprar 25 kilos de hardware, 35 kilos de software y mil servicios y no es por ahí. Nosotros como empresa detectamos rápidamente cuando una compañía o un cliente realmente está haciendo lo correcto cuando refuerza sus áreas de desarrollo y de investigación pero desde el lado del management, Si no hay esto, no habrá consolidación del proyecto”.

El desafío también está en compartir experiencias para que las empresas muten a entrenar a las personas, armar una estructura y evolucionar. Porque antes se compraba, se hacían enormes inversiones y eso ya no es posible, porque eso no soporta la evolución permanente.

 

Siguientes artículos

pemex-combustible
Tecnología y competencia en el mercado de combustible
Por

El sector de combustible en México evoluciona en una nueva etapa de apertura y competencia. Las tecnologías digitales se...