La decisión de anular la condena original de 40 años al capo  se basó en que Caro Quintero no debió ser juzgado en el ámbito federal porque el agente de la DEA que presuntamente asesinó Caro Quintero no tenía estatus diplomático.

 

 

Reuters

 

 

La Suprema Corte de Justicia de México revocó el miércoles un amparo por el que quedó en libertad en agosto Rafael Caro Quintero, uno de los capos históricos del narcotráfico mexicano que cumplía una condena por el asesinato del agente de la DEA Enrique Camarena en 1985.

Su  liberación despertó la indignación de Estados Unidos, que pidió a México que hiciera lo posible porque volviera a prisión, por lo cual la Procuraduría General de la República (PGR, fiscalía federal) presentó un recurso ante la Corte.

La decisión de anular la condena original de 40 años al capo -quien cumplía pena de cárcel por secuestro, tráfico de drogas y lavado de dinero, entre otros delitos- se basó en que Caro Quintero no debió ser juzgado en el ámbito federal debido a que Camarena no tenía estatus diplomático.

Sin embargo, la Suprema Corte dijo en un comunicado que “no fue adecuada la sentencia del Tribunal Colegiado, ya que acorde a los tratados internacionales de los cuales México forma parte, podía advertir que Enrique Camarena Salazar, en su carácter de agente de la DEA, era una persona internacionalmente protegida”.

La PGR dijo que mantiene una orden de aprehensión para recapturar a Caro Quintero, quien junto con Miguel Angel Félix Gallardo, también en prisión, era líder del cártel de Guadalajara, una de las organizaciones de narcotráfico más poderosas en la década de 1980 donde desarrolló su poder Joaquín “el Chapo” Guzmán, actualmente el capo más buscado.

El asesinato de Camarena fue un escándalo que cimbró las relaciones entre México y Estados Unidos y era una de las primeras operaciones que agentes norteamericanos realizaba en territorio del país vecino.

Estados Unidos quiere extraditar a Caro para que responda a distintas acusaciones en un corte federal de California. Actualmente ofrece una recompensa de cinco millones de dólares por información que conduzca a su captura.

En las últimas semanas, el caso cobró un nuevo cariz cuando la revista Proceso de México y medios norteamericanos publicaron testimonios de ex agentes de la Agencia Central de Inteligencia (CIA), quienes señalaron que otros efectivos de este organismo participaron en el crimen de Camarena.

 

Siguientes artículos

Walmart lanza gangas por error en su sitio online
Por

Las cintas para correr, que normalmente cuestan cientos de dólares, tenían precios de 33.16 dólares. Los monitores LCD p...