México sigue fuera de los 10 países más atractivos para la Inversión Extranjera Directa (IED).

Nuestro país ocupó el lugar 17 por segundo año consecutivo en el conteo elaborado por la consultora AT Kearney.  La última vez que la nación gobernada por Enrique Peña Nieto entró en el top 10 fue en 2015, cuando se colocó en el puesto número 9 del ranking.

En 2018, la tendencia de inversión se concentra en países desarrollados. Estados Unidos, Canadá, Alemania, Reino Unido y China encabezan el top 5. En el extremo opuesto, Brasil, Austria, Noruega, Portugal y Bélgica son las naciones que generan menor confianza para invertir. Los únicos países de América Latina que participan en el conteo son Brasil y México.

Nuestro país atrajo 29,695 millones de dólares (mdd) de IED durante 2017, 11% más que la cifra de 2016, de acuerdo con la Secretaría de Economía (SE).

PUBLICIDAD

“El gobierno ha dado pasos para mejorar el ambiente de inversión de México, incluyendo la liberalización de precios de los combustibles, privatizando el sector de hidrocarburos y estableciendo zonas económicas especiales”, según el reporte.

AT Kearney advierte que el resultado electoral puede significar retos para los inversionistas. El candidato líder en las encuestas presidenciales, Andrés Manuel López Obrador, ha apoyado anteriormente que México se aleje de la integración económica global y ha prometido una consulta pública sobre la privatización del sector energético.

La creciente tensión comercial y de inversión con estados Unidos también ponen en riesgo a los flujos de IED, mientras México se esfuerza por renegociar el TLCAN.

“Los esfuerzos de Trump por promover la plataforma económica “Compra Estadounidense” y traer la producción fuera del país puede provocar una reducción en la inversión en negocios mexicanos”.

El indicador consultó a 500 directivos de las principales empresas globales, que concentran 90% de la IED que se mueve en el mundo.

 

Siguientes artículos

Industria 4.0, una revolución que se retrasa en México
Por

México aspira a desarrollar la Cuarta Revolución Industrial en sus plantas de producción, pero un elemento básico la ale...