En menos de un año, la expectativa del FMI para el crecimiento de México pasó de 3.5% a 2.4%, la previsión se encuentra cerca del límite más bajo del rango previsto por Hacienda, de entre 2.2 y 3.2%.

 

Entre octubre de 2014 y julio de 2015, la previsión de crecimiento de México disminuyó de 3.5 a 2.4% en 2015, según la última actualización del informe de expectativas del Fondo Monetario Internacional (FMI).

El organismo señaló en su último reporte que se prevé una desaceleración más pronunciada en los países emergentes, motivada principalmente por el bajo precio de los commodities, condiciones financieras externas adversas y factores geopolíticos.

PUBLICIDAD

A nivel global, se prevé un crecimiento de 3.3%, una cifra marginalmente más baja que la reportada en 2014. Para 2016, se espera que el crecimiento global alcance 3.8%.

“Las economías desarrolladas tendrán un impulso positivo, mientras que los mercados emergentes mostrarán una ligera desaceleración”, señala el reporte.

En el caso de México, el recorte de 60 puntos base en el estimado de abril (2.9%) obedece en gran medida a la desaceleración reportada por Estados Unidos.

“Los cambios en las previsiones reflejan en una medida importante una inesperada contracción de la producción en Estados Unidos, que tuvo repercusiones en Canadá y México. Factores excepcionales, como el invierno, los cierres portuarios y la disminución del volumen en el sector petrolero contribuyeron a una débil actividad”, explica el organismo.

La previsión de crecimiento para Estados Unidos se redujo en 30 puntos base y pasó de 2.4 a 2.1 para 2015. En 2016 se prevé un crecimiento de 2.4% mientras que en México el escenario plantea un avance de 3%.

Para América Latina se prevé un crecimiento de 0.5% en 2015 y 1.7% en 2016. En el caso de Brasil se prevé una contracción de 1.5% en 2015, para observar una expansión de 0.7% en 2016.

 

Emergentes pierden brillo

El Fondo Monetario Internacional (FMI) prevé que el crecimiento conjunto de las economías desarrolladas y emergentes alcance un 4.2% en 2015 y 4.7% en 2016. Sin embargo, destaca que los países emergentes enfrentan riesgos que amenazan el ritmo de crecimiento que habían reportado.

En primera instancia explica que el precio de los commodities es un factor que se complica si se toma en cuenta el rebalance comercial de China. Las economías con mayores dificultades serán las del Noreste de África y Rusia, que enfrentan riesgos de conflictos geopolíticos.

Rusia podría reportar una contracción de 3.4% en 2015, con una expnasión de 0.2% en 2016. Mientras que los emergentes en Medio Oriente, el Norte de África, Afganistán y Pakistán, podrían crecer en el orden de 2.6% en 2015 y 3.8% en 2016.

Entre los principales retos de las economías desarrolladas, el FMI destaca la necesidad de alcanzar balances fiscales adecuados, además de la implementación de reformas estructurales.

 

Siguientes artículos

bmv
BMV y peso ganan terreno tras repunte de Bolsa en China
Por

A las 08:50 hora local, el índice líder IPC, que agrupa a las 35 acciones más negociadas, avanzaba un 0.83% y se ubicaba...