El país tiene perspectivas favorables para potenciar su crecimiento, pero la escasez de personal capacitado puede frenar su desarrollo económico, advierten especialistas.

 

México está en el momento idóneo para detonar su crecimiento e inversión, así lo señalan diversas agencias. Standard & Poor’s, por ejemplo, elevó su perspectiva de calificación de “estable” a “positiva”, en el contexto de que en esta administración se logren cambios significativos en políticas que dinamicen su economía.

Pese a que la Inversión Extranjera Directa (IED) cayó 35% en 2012 según la Secretaría de Economía, el país sigue siendo atractivo para las empresas extranjeras. Un ejemplo de ello es el corredor industrial del Bajío y otras regiones, como Puebla donde Volkswagen y Audi planean abrir nuevas plantas.

PUBLICIDAD

En resumen, México tiene una perspectiva favorable y el atractivo para los inversionistas. Pero, ¿y el talento? La ausencia de éste puede condicionar el desarrollo empresarial y económico del país. Varias empresas  afirman tener muchas dificultades para cubrir las plazas de profesionales calificados.

 

No encuentran al ‘indicado’

De acuerdo con el estudio Global Skills Index de Hays Group, que presenta un barómetro que indica cuáles son los factores que impactan sobre la disponibilidad de talento, México tiene una puntuación de 5.9.

Las puntuaciones por encima de 5 sugieren que los empresarios están afrontando dificultades para encontrar profesionales con las competencias clave que necesitan y sufren las fricciones del mercado. En este rango se encuentra México.

“Está llegando mucha inversión y todas esas empresas necesitan talento, necesitarán ingenieros de fundición, diseñadores industriales. Pero se está empezando hacer una demanda muy fuerte y no hay suficiente oferta y se elevan los sueldos en un sector de alta especialidad”, explica Gerardo Kanahuati, director general de Hays México.

Este caso no es exclusivo del país. En el barómetro laboral de Hays, 16 países de los 27 incluidos en el estudio admitieron que tienen dificultades para cubrir puestos en los que se requieren profesionales calificados. Por raro que parezca, Estados Unidos y Alemania también ‘sufren’ por encontrar talento.

La firma de reclutamiento especializada Michael Page también encuentra un déficit de talento. De acuerdo con el estudio Global HR Barometer 2013, a nivel mundial cinco de cada 10 empresas reportan que la búsqueda de buenos candidatos continúa siendo “difícil” o “muy difícil”.

 

Sí hay talento, falta formarlo

En el barómetro de Hays, México tiene más dificultades para encontrar talento que los países del bloque BRIC (Brasil, Rusia, India y China) y que muchas economías europeas en crisis, como España. Portugal, Reino Unido, Francia, Irlanda y Portugal.

Pero no es que no exista el talento en el país. De acuerdo con un estudio del Banco Mundial publicado en 2005 había casi un millón de mexicanos “altamente calificados” viviendo en distintas partes del mundo.

Aparte de la ya conocida “fuga de cerebros”, hay otro problema que se suma al país, la falta de la formación de talento acorde con las necesidades que tiene el país.

La Población Económicamente Activa (PEA) al cierre de 2012 era de 50.7 millones de personas en México, de acuerdo con el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi). Y en 20 años podrían agregarse 13 millones de personas más, considera Gerardo Kanahuati, de Hays.

“En el caso de México, puede ser una gran virtud tener a toda esa gente, o puede ser un verdadero dolor de cabeza si no tienes fuentes de empleo para darles”, dice el directivo, y agrega que la escasez de talento puede subsanarse trayendo gente calificada del extranjero, pero para las perspectivas del país, es necesario formar personal de acuerdo a las áreas donde se vayan a necesitar.

“México está en un punto que no es alarmante, pero si no tomamos acciones, vamos a estarlo. Conforme siga este crecimiento económico y con una perspectiva favorable, vamos a necesitar más gente, que en 20 años ya van a ser económicamente activos. ¿Van a tener las habilidades que las empresas van a requerir entonces?”, inquiere Kanahuati.

Algunas economías emergentes, en particular Asia, son ejemplo de formadores de gente capacitada. Tal es el caso de la India, conocida por generar a personal capacitado en los sectores de tecnología y medicina.

Hays Group, aunque no se dedica a discutir sobre políticas públicas, sugiere que los gobiernos deberían trabajar con los empleadores para trazar planes estratégicos para incrementar la provisión de educación en aquellas habilidades donde más escasez hay.

Esta sugerencia es a nivel global, pues el problema se extiende en todo el orbe. Un estudio de Micro Focus, proveedor de aplicaciones de modernización, testing y gestión de negocio, reveló que cada vez es más difícil contratar y retener a programadores especializados, y consideró necesario sensibilizar a las instituciones educativas para que formen especialistas para satisfacer la demanda creciente.

 

Importar y exportar el talento

Mientras los países formen a largo plazo el futuro talento, puede suplirse el déficit trayéndolo del extranjero. Esta práctica ya se hace comúnmente, pero dando facilidades fiscales y en trámites puede acelerarse la ‘exportación’ e ‘importación’ de personal capacitado.

Gerardo Kanahuati propone que se amplíen acuerdos internacionales para permitir el intercambio de talento identificado entre países, además de hacer más fácil el trámite de visa y darles una duración más extensa “para que la gente y las empresas vean que vale la pena la inversión”.

También Hay sugiere beneficios fiscales para la capacitación de personal. “Si no tengo talento, puedo formarlo”, dice Kanahuati.

 

 

Siguientes artículos

Corea del Norte: el dominó de Kim Jong-Un
Por

Un conflicto implicaría el uso de armas nucleares, poniendo el riesgo a un nivel tan alto, que para los vecinos de Pyong...