En México, la tasa de evasión de impuestos de los trabajadores independientes se encuentra en uno de sus niveles máximos, de 83.4%, de acuerdo con últimos datos registrados a 2012 por parte de la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL).

Por actividades empresariales, un informe del organismo con sede en Santiago señala que de 2004 a 2012, las tasas estimadas de evasión del impuesto sobre la renta (ISR) de trabajadores independientes (personas físicas) aumentó de 70% a 83.4%.

Sin embargo, existen comportamientos diferentes entre los diversos contribuyentes, pues en el caso de los asalariados (personas físicas), la tasa de evasión de impuestos cayó de 19.6% a 15.5% de 2004 a 2012.

En tanto, la tasa de evasión reportada por las sociedades (personas jurídicas) se ubicó en 31.4% en 2012 y en 85.7% por arrendamientos (personas físicas) en México, indica el informe.

PUBLICIDAD

“Entre los asalariados la evasión experimentó una caída leve a lo largo del periodo —bajó del 19.6% en 2004 al 15.5% en 2012, fenómeno similar al observado en las rentas por arrendamiento, si bien a niveles casi inadmisibles pasó del 88.7% al 85.7% en el mismo periodo, pero alcanzó un pico del 90.5% en 2007”, indica el documento de la Cepal sobre el Panorama Fiscal de América Latina y el Caribe 2016.

En el informe se señala que en la región la evasión del ISR aún es extremadamente alta.

Por otra parte, el estudio señala que en toda América Latina se registró un déficit fiscal del 3% en 2015 y un aumento de su deuda pública, en medio de un entorno de menor dinamismo económico, mientras que este año se vislumbra un panorama heterogéneo para la región, indica el informe publicado este martes por la CEPAL.

El organismo precisó que 11 de los 19 países estudiados mostraron un incremento de su déficit fiscal, mientras que la deuda pública del bloque fue equivalente a un 34.7% del Producto Interno Bruto (PIB).

 

Siguientes artículos

¿Por qué importa investigar el fracaso?
Por

Te comparto 4 motivos para investigar el fracaso en los negocios. Las “historias de éxito” nunca son las historias compl...