La economía mexicana atraviesa una fase recesiva desde julio, lo cual permite estimar una caída de 0.04% promedio para el cierre del año.

Gabriela Siller, directora de Banco Base explica que se trataría del primer dato negativo para el cierre de un año desde 2009, cuando la economía global atravesaba la crisis financiera internacional.

“A diferencia de 2009, en esta ocasión los principales factores de influencia serían internos, pues ahora Estados Unidos sí presenta un crecimiento, aunque desacelerado, mientras que la economía mexicana tiene un comportamiento inercial en crecimiento cero”.

Los factores que influyen en el bajo desempeño de la economía son: la cautela de los consumidores, pues este indicador presenta un crecimiento de apenas 0.98%, que resulta bajo en comparación con el 6% promedio registrado en 2017.

Por otro lado, la inversión física bruta presenta una caída de 9%, mientras que la inversión extranjera directa podría tener una caída de 18% al cierre del año.

 

Crecimiento imposible de 2% en 2020

Gabriela Siller explica que para 2020, los principales factores de influencia en el crecimiento serán la ratificación del Tratado de Libre Comercio con Estados Unidos y Canadá (T-MEC), el ritmo de gasto del gobierno y el crecimiento económico de Estados Unidos.

Dado que existe incertidumbre sobre el desempeño de estos factores, los pronósticos de crecimiento de Banco Base se ubican entre 0.2 y 1.3% para 2020.

“Vemos que crecer al 2% en 2020 es imposible”, advierte la economista.

Te recomendamos: La economía de México no ha crecido en 2019 y muestra caída a tasa anual de 0.4%

 

Siguientes artículos

Economía
La economía de México no ha crecido en 2019 y muestra caída a tasa anual de 0.4%
Por

El PIB de México registró una contracción de 0.4 por ciento a tasa anual en el tercer trimestre de este año