Para el fabricante de electrodomésticos Whirlpool, México es el sexto país en ventas más importante dentro de sus operaciones globales y de los tres mercados de mayor relevancia en manufactura, debido a su ubicación, proveeduría y mano de obra.

“Somos un clúster manufacturero bastante importante para el mundo, como industria y también para Whirlpool. Tenemos un clúster de electrodomésticos en el país, nosotros somos parte de él, y ha ayudado mucho que al ver estos factores, la proveeduría haya venido aquí”, comentó Juan Carlos Puente, presidente de la compañía para Latinoamérica Norte (México, Caribe, Centroamérica y Región Andina), en entrevista.

El directivo explica que la manufactura nacional es de gran importancia para sus operaciones globales por su geografía ante la cercanía con el país que más consume línea blanca, por la mano de obra calificada, productiva y económica, así como por la cadena de proveedores.

PUEDES LEER: Refresqueras y fabricantes de botanas dicen sí a la campaña de salud de AMLO

De lo que se fabrica en el territorio mexicano, la empresa de electrodomésticos exporta alrededor del 70% a 170 países, entre ellos Estados Unidos y Canadá, y a otros de  América Latina, Europa y Asia, mientras que hace tres años enviaban un 65%.

La compañía cuenta con plantas de refrigeradores, lavadoras, componentes y plásticos en Apodaca, Nuevo León; una de estufas, refrigeradores compactos y lavadoras semiautomáticas en Celaya, Guanajuato; y otra de refrigeradores dúplex en Ramos Arizpe, Coahuila.

De igual manera, tiene centros de distribución en Apodaca, Celaya, Ramos Arizpe y la Ciudad de México.

El pasado julio de 2019, la compañía anunció que destinaría 5 millones de dólares (mdd) para ampliar su fábrica en Celaya. Sin embargo, en los últimos dos años el monto total de inversión asciende a 80 mdd en nuevos productos,  innovación en marcas, la cadena de suministro, manufactura y logística

Whirlpool es la segunda empresa más importante en valor y ventas dentro del mercado mexicano.

Guerra comercial entre China y EU beneficiaría a México

Ante la guerra comercial entre China y Estados Unidos, lo que ha implicado la imposición de tarifas arancelarias, México podría verse beneficiado en proveeduría y producción local.

“Para el mercado estadounidense ha existido un impacto significativo con las tarifas que ha pegado al consumidor final y ha tenido que pagar más caro por un producto. En el mediano plazo, eso le traerá más inversión a México para poder mandar y fabricar esos productos desde un país que tiene tratados de libre comercio con EU, en lugar de que lleguen de países que han sido penalizados como China”, comentó Puente.

El directivo señaló que la empresa de origen estadounidense ha aumentado la compra de componentes en el mercado mexicano en lugar del chino, debido a la flexibilidad y cercanía a las plantas.

TE RECOMENDAMOS: 

Para enfrentar el débil consumo, llegan Johnnie Walker y Buchanan’s de bolsillo

 

Siguientes artículos

Automóviles
El futuro de la industria automotriz es cuesta arriba
Por

Empresas del sector reconocen crisis en el mercado interno, estiman que las ventas de autos cerrarán 2019 con una caída...