Todos los días en esta ciudad es posible encontrar botellas de refrescos tiradas en la banqueta, en los botes de basura rotos de las avenidas o alrededor de un parque o un puesto callejero de comida. Cuando comienzan las lluvias maldices a esos cochinos que has visto en la calle aventar el plástico de su bebida al suelo. Culpas a esos despreocupados y malos patriotas mexicanos por los daños que provocan al tener tan poca educación.

Una de las grandes preocupaciones que tienen los países desarrollados es la cantidad de productos PET que se elaboran y no se reciclan, así como la contaminación que provocan y los riesgos a la flora y fauna de todo el planeta.

Ante ello, en el Foro Económico Mundial celebrado el mes pasado en Davos, Suiza, más de 40 empresas se comprometieron a reciclar 70% de los envases de plástico que utilizan. Firmas de la talla de Danone, Mars, Coca-Cola, Pepsi, Carrefour y Procter & Gamble, entre otras, suscribieron este acuerdo.

En México, PetStar, que dirige Jaime Cámara, es la que lleva la batuta en el tema, ya que actualmente es la mayor recicladora del mundo y cumple ya con el objetivo firmado en Davos. Por lo que, sin duda, será el referente de las demás compañías, no sólo en nuestro país, sino con del resto del mundo.

PUBLICIDAD

PetStar es la recicladora más importante a escala global por el volumen de PET que recupera, cuenta con todas las certificaciones internacionales, además de que contribuye en la reducción de la huella de carbono y la huella hídrica, lo que se traduce en un beneficio directo al medio ambiente.

La compañía, instalada en el Estado de México, de Eruviel Ávila, registra inversiones por más de 100 millones de dólares y cuenta con una capacidad para reciclar más de 3 mil 100 millones de botellas al año, las cuales se convierten en 50 mil toneladas de resina PET grado alimenticio.

Asimismo, PetStar recolecta ya el 70% de los envases que sus accionistas, que son importantes empresas embotelladoras de la Industria Mexicana de Coca-Cola de México, liderados por Arca Continental, Bepensa Bebidas, Corporación del Fuerte, Corporación Rica, Grupo Embotellador Nayar y Embotelladora de Colima.

Sin duda alguna, el liderazgo que se tiene en la industria ayudará a que otros negocios y sectores se sumen al acopio y reciclaje, lo que logrará que México sea ejemplo en lo pactado en Davos. Pero no hay que olvidar que este es el catálogo de buenas intenciones y deseos de los empresarios, otra cosa es la realidad de los países en los que lanzan estas medidas que, al final, afectan su reputación si no son impulsadas. Porque los transeúntes podrán ser unos puercos y tirar sus botes de plástico al suelo después del último trago, pero la marca va impresa en esas botellas que afectan y dan muy mal aspecto a las ciudades que sueñan con ser desarrolladas. Si fueran tan patriotas como dicen, cuidarían más su país, ¿sería un buen comienzo no? Tantita educación…

 

Cónclave electro

Esta semana se desarrolla la reunión del Standardization Management Board (SMB), máxima autoridad en la gestión y desarrollo de nuevas Normas y estándares aplicables a la industria eléctrica y electrónica mundial, misma que se llevará a cabo por primera vez en México, siendo los anfitriones Economía de Ildefonso Guajardo, y la International Electrotechnical Comission, de James M. Shannon. Llama la atención que un mexicano se estrena como Vicepresidente del Comité Electrotécnico Mexicano del SMB, se trata de Carlos Pérez, director General de NYCE, organismo referente en nuestro país dentro del sector de la certificación y normalización, al punto de tener el 45% del mercado nacional electrotécnico, el cual a nivel global supera los 5 mil 400 millones de dólares anuales. Entre los temas que se pondrán a discusión y análisis, destacan rubros como las Smart Cities, o ciudades inteligentes; Smart Energy, también conocido como consumo y generación inteligente de energía; y el Internet de las Cosas; tecnologías que en el corto plazo serán un parteaguas en el sector global.

 

Plan verde

Hablando de esfuerzos… Uno de los principales retos que tienen las grandes ciudades a escala mundial es la recuperación de espacios verdes para poder tener un equilibrio ecológico. Ante ello, este día (08 de febrero) será inaugurado uno de los programas ecoambientales más grandes del mundo, se trata de la primera etapa de “Vía Verde”, que lleva Fernando Ortiz Monasterio, y con el cual se busca convertir más de mil metros cuadrados de concreto en jardines verticales a través del uso del PET. Hoy ya están listas las primeras 50 columnas, lo que se traduce en 100 mil nuevas plantas y 2 mil 900 metros cuadrados de muros verdes en la capital. Además de ser un proyecto ecológico, “Vía Verde” detona una gran cadena de valor cuyos beneficios abarcan desde el mejoramiento del paisaje urbano y el reciclaje, hasta la generación de empleo para las reclusas de Santa Martha Acatitla.

 

Siguientes artículos

economía dinero
Economías desarrolladas acelerarán su crecimiento, prevé la OCDE
Por

Los indicadores adelantados del organismo muestra una recuperación en el crecimiento económico de Estados Unidos, Japón,...