Por Gunther Barajas*

Durante el Paris Air Show ó Salon du Bourget 2019, se presentaron este año los nuevos aviones comerciales como el Airbus A330 NEO o el Dassault Rafale, así como una muestra de los proveedores globales que hacen posible el ensamble de estas aeronaves. El común denominador de los proveedores presentes es la tecnología con la que se diseñan y se fabrican los componentes para la industria aeroespacial.

Para México, representó una oportunidad para poder buscar empresas globales interesadas en invertir en procesos de manufactura en México, y  a los pocos proveedores mexicanos de la industria aeroespacial, el buscar nuevos programas o clientes, pero la gran oportunidad está en la demanda actual de aviones comerciales de pasillo central estimada en cerca de 14,000 unidades, esta demanda es superior a la capacidad de ensamble y a la fabricación global de los componentes necesarios para la fabricación de los aviones.

Lo que observé como un común denominador de los países altamente integrados con la industria aeroespacial, no es ni la ubicación geográfica ni una mano de obra barata, lo que ha detonado la industria aeroespacial que representa exportaciones globales por más de 838 mil millones de dólares (concentrando el 33% en Estados Unidos, seguido por Francia 19% y Alemania 14%), es la capacidad de generar el talento, estableciendo como prioridad los programas académicos donde se privilegia la innovación en el desarrollo de partes o componentes y la digitalización de los procesos de manufactura.

En el caso de México es un claro reflejo de como se ha desarrollado la industria, concentrándose en los estados con desarrollo académico alineado a las necesidades industriales; si tomamos como ejemplo los principales estados proveedores de la industria aeroespacial como Baja California, Chihuahua, Sonora, Nuevo León y Querétaro; estos estados se han identificado por desarrollar programas académicos que están ligados a las necesidades de esa industria, ejemplo claro, es como las empresas se han establecido donde han encontrado el talento necesario para no ser solamente operaciones maquiladoras, sino también centros de desarrollo e innovación de nuevos programas.

La oportunidad para la economía mexicana en este mercado con un potencial de 34,000 aeronaves de demanda, adicionales en los próximos años, representa un negocio potencial de demanda de paquetes de compra de componentes por un monto de 600 millones de dólares anuales, estos paquetes ya están identificados por comprador y componente, el reto que no ha logrado superar la industria mexicana, es la poca alineación de las capacidades de manufactura avanzada y talento para poder desarrollar los diseños de los componentes y asegurar que estas partes cumplan con las necesidades para las cuales han sido desarrolladas.

La participación de una estrategia federal es necesaria para poder alinear la adopción de las tecnologías del futuro en los procesos productivos de la industria nacional, esto debe de venir con una alineación de los modelos educativos donde se esté privilegiando el desarrollo del talento que sea capaz de ayudar a la transformación de la industria en México.

*VP de Dassault Systemes. Presidente del CLAUT Edo Mex

 

Contacto:

Twitter: @GBV_001

LinkedIn: guntherbarajas

Las opiniones expresadas son sólo responsabilidad de sus autores y son completamente independientes de la postura y la línea editorial de Forbes México.

 

Siguientes artículos

Con estas cifras, AMLO ve una economía sólida en México
Por

El presidente AMLO presumió la baja inflación, un peso fuerte y un aumento de ingresos, aunque admitió que la economía c...