José Antonio González Anaya, secretario de Hacienda y Crédito Público, y Steven Mnuchin, secretario del Tesoro de Estados Unidos, se reunieron en Washington para firmar un memorando de entendimiento para actualizar el Acuerdo de Estabilización Cambiaria entre ambos países.

“Continuamos valorando la estrecha cooperación económica y financiera que existe entre nuestros países para ayudar a promover el crecimiento y la estabilidad macroeconómicos, incluso en materia de tipos de cambio”, señalaron a través de un comunicado.

El Acuerdo de Estabilización Cambiaria fue actualizado por última vez hace 24 años, en el contexto del Tratado de Libre Comercio con América del Norte (TLCAN).

“Hoy, hemos decidido enmendar el Acuerdo de Estabilización Cambiaria para incrementar el tamaño potencial de los actuales 3,000 a 9,000 mdd en la ‘línea swap’ que el Tesoro tiene con México, lo que refleja el notable crecimiento en los flujos comerciales y financieros que han ocurrido entre nuestras economías en los últimos 24 años”, dice el documento.

PUBLICIDAD

Esta facilidad continuará complementándose con una “línea swap” de 3,000 mdd con la Reserva Federal de Estados Unidos.

También puedes leer: México, la segunda economía más competitiva de Latam: SE

 

Compromisos macroeconómicos y financieros

De acuerdo con el comunicado, ambos funcionarios esperan que México, Estados Unidos y Canadá firmen el tratado.

“El Capítulo de Servicios Financieros incluye compromisos para liberalizar los mercados de servicios financieros y facilitar la igualdad de condiciones para los proveedores de servicios financieros de México, EU, y Canadá, e incorpora también una primera prohibición de requisitos locales de almacenamiento y procesamiento de datos, así como mayores compromisos transfronterizos”, apunta.

Este capítulo también incluye un mecanismo de solución de controversias entre inversionistas y estados para México y Estados Unidos, enfocado en el sector de servicios financieros.

El capítulo monetario refleja la convicción de que los tipos de cambio determinados por el mercado son fundamentales para un ajuste macroeconómico suave, y la convicción de las tres partes firmantes del tratado de compartir el objetivo de aplicar políticas que fortalezcan los fundamentos económicos, fomentan el crecimiento y la transparencia, que a su vez refuerzan las condiciones para la estabilidad macroeconómica y cambiaria, y evitan desequilibrios externos insostenibles.

 

Banco de Desarrollo de América del Norte

El Banco de Desarrollo de América del Norte (NADB), según los funcionarios, puede hacer más para promover el bienestar económico de las personas de México y Estados Unidos.

“Nuestros gobiernos están comprometidos a fortalecer la capacidad del Banco para mejorar la infraestructura y crear oportunidades económicas en beneficio de las comunidades fronterizas, mejorando la calidad de vida en ambos lados de nuestra frontera. Continuaremos analizando los mejores mecanismos estratégicos y financieros para mejorar la capacidad del Banco en el cumplimiento de estas ambiciones”, dijeron.

 

Otras áreas de cooperación

La Secretaria de Hacienda de México y del Tesoro en EU han mantenido un diálogo profundo para cumplir objetivos mutuos en materia de prosperidad en la región del Triángulo Norte y América Central; en particular, manteniendo una coordinación activa entre nuestros ministerios e instituciones multilaterales para apoyar las reformas económicas favorables al crecimiento para generar empleo e incrementar el ingreso en esta región.

México crecerá por encima del promedio regional en 2018, prevé la Cepal

 

Siguientes artículos

Fed
A pesar de Trump, la Fed sigue en el camino de elevar las tasas
Por

Justo un día después de que Trump arremetería de nuevo en su contra, el banco central estadounidense impuso su actuar en...