México y Estados Unidos ya llegaron a un acuerdo ante la renegociación de Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN), un proceso que llevó casi un año, sin embargo, esto no termina aquí, pues todavía falta que Canadá acepte dichas modificaciones, así como la aprobación del Congreso estadounidense y mexicano.

“Esta negociación tomó varias semanas para cerrar entre México y EU, Canadá tiene cinco días para decidir si la acepta o no. Si Canadá no acepta el acuerdo entre los gobiernos mexicano y estadounidense, el Tratado de Libre Comercio trilateral terminaría y tendría que plantearse si se generan acuerdos bilaterales o se va a una negociación posterior”, explicó José Luis de la Cruz, director de Instituto para el Desarrollo Industrial y el Crecimiento Económico (IDIC).

En caso de que Canadá no acepte las modificaciones del acuerdo, lo cual se dará el próximo viernes 31 de agosto, México debería comenzar a negociar con dicho gobierno.

Posteriormente, el acuerdo pasará al Congreso de Estados Unidos, lo cual se espera después de la elección intermedia en noviembre, para después ser avalado por el Senado mexicano.

“Donald Trump enviaría (el acuerdo) el 31 de agosto al Congreso de EU, pero éste está entrando en receso porque vienen las elecciones de medio término, a pesar de que el presidente lo envíe, el Congreso tendría 90 días para aprobarlo y como hay elecciones, lo más probable es que ocurra después de la elección”, explicó de la Cruz.

En noviembre se celebrarán elecciones para definir el Congreso de Estados Unidos, tanto para la Cámara de Representantes como del Senado, entre el Partido Republicano, que tiene una intención de voto de 40.6%, y el Demócrata, con 47.4%, según encuestas de RealClearPolitics.

“Trump es el presidente elegido por el Partido Republicano, entonces en un principio se correría el riesgo de que no se aprobara tan rápidamente el acuerdo, pero eso dependerá de quién termine dominando en el Congreso y la capacidad de cabildeo del mandatario”, añade el experto del IDIC.

Puedes leer: ¿Cómo se resolvieron las diferencias de México y EU en el sector automotriz?

Al respecto, Manuel Padrón, de Baker McKenzie, comentó que es difícil predecir lo que pasará si ganan los demócratas, sin embargo, confía en que el texto final quede en beneficio de la ciudadanía.

Ya que el acuerdo sea aprobado por los Congresos correspondientes, posiblemente para 2019 entraría en vigor el tratado, comentó José Luis de la Cruz. Sin embargo, Ildefonso Guajardo, secretario de Economía, señaló en conferencia con medios que el acuerdo sobre las reglas de origen en el sector automotriz arrancaría el 1 de enero de 2020.

Para el caso de la industria automotriz, donde se estableció que el contenido regional pase de 62.5% a 75%, se tendrían cinco años como margen para que el nuevo acuerdo opere.

 

Siguientes artículos

banxico
Ellos son los personajes que aparecerían en el billete de 2,000 pesos
Por

El billete más grande del sistema financiero podría emitirse de forma conmemorativa; también habrá un nuevo billete de 5...