El Tratado de Libre Comercio con Estados Unidos y Canadá es considerado el más representativo, gracias a que promovió las exportaciones, revitalizó el sector automotriz y convirtió a México en un aliado comercial estratégico.

 

 

El Tratado de Libre Comercio con Estados Unidos y Canadá es considerado el más representativo, gracias a que promovió las exportaciones, revitalizó el sector automotriz y convirtió a México en un aliado comercial estratégico.

PUBLICIDAD

Actualmente México cuenta con una red de 12 Tratados de Libre Comercio (TLCs) con 44 países en tres continentes, 28 Acuerdos para la Promoción y Protección Recíproca de las Inversiones (APPRIs) y nueve Acuerdos de Complementación Económica y Acuerdos de Alcance Parcial, lo que convierte a este país en un referente comercial que conecta a un mercado que posee el 60% del Producto Interno Bruto (PIB) mundial, según cifras de ProMéxico.

Entre los países que perfilan en la lista de acuerdos y TLCs se encuentran Estados Unidos, Canadá, Argentina, Bolivia, Ecuador, Cuba, Brasil, Japón,  Colombia, Chile, Paraguay, Costa Rica y la Unión Europea.

El 1 de enero de 1994 entró en vigor el primer Tratado de Libre Comercio de México con Estados Unidos y Canadá. “Este Tratado dio pie a que México empezara a abrir su economía al mundo y comenzara a expandir sus horizontes comerciales, para finalmente convertirse en un potencial socio a nivel internacional”, explica en entrevista con Forbes México José Luis Cruz Guízar, presidente de la Asociación de Egresados de Relaciones Internacionales de la Universidad Iberoamericana.

 

México, pieza clave para el comercio global

Un año después del TLC con América del Norte, México estableció acuerdos comerciales con Bolivia y Costa Rica, al tiempo que creó un bloque comercial con Colombia y Venezuela al que se llamó el ‘Grupo de los Tres’ (G3), hasta que en 2006 Venezuela formalizó su separación.

El 20 de marzo de 2000 se aprobó un acuerdo global con la UE (Unión Europea). De acuerdo con datos de la Secretaría de Economía, México es el onceavo socio comercial de la región, lo que confirma su posición global en comercio.

Otro de los acuerdos comerciales más representativos fue el que se  firmó con El Salvador, Guatemala y Honduras, que entró en vigor el 15 de marzo de 2001, en tanto que con Japón se suscribió un Acuerdo para el fortalecimiento de la Asociación Económica el 1 de abril de 2005.

Con el propósito de eliminar las barreras al comercio y facilitar la circulación de bienes y servicios, el 1 de julio de 2008 se puso en marcha un TLC con Nicaragua, en tanto que para agosto de 2009 entró en vigor uno con Chile.

Finalmente el 3 de abril de 2014, México y Panamá concretaron la firma de un TLC, con el fin de impulsar la economía e inversiones bilaterales entre ambos países.

 

Relación México y Estados Unidos

De acuerdo con el analista, México es un buen socio comercial para Estados Unidos. Tan sólo el 79% de las exportaciones mexicanas se enviaron al país vecino. “México se convirtió en un socio potencial para Estados Unidos, gracias a su ubicación demográfica y a que es una economía complementaria”, detalla.

El TLC con América del Norte es considerado el más representativo, gracias a que en dos décadas ha impulsado el valor del comercio de México. En 1993, antes de firmar el TLC con Canadá y Estados Unidos, este país reportó 51,000 millones de dólares (mdd) en ventas al extranjero, en contraste con los 380,000 mdd registrados en 2013, de acuerdo con cifras de la Organización Mundial del Comercio (OMC).

“La industria automotriz es otro de los rubros que más se apoyó con la entrada en vigor del TLC con América del Norte. Actualmente México ocupa la octava posición como productor de autos en el mundo y en el sector de manufactura, específicamente en los productos de línea blanca, se ubica entre los más importantes”, señala.

 

¿Hacia dónde va México?

“El futuro está en Asia y México va para allá, su ventaja es que no va solo, va de la mano con países como Estados Unidos”.

Cruz Guízar expresa que una de las mayores oportunidades que tiene México es que cuenta con alianzas estratégicas que lo ayudarán a posicionarse en mercados clave como China en el caso de Asia y Brasil para el caso de América Latina.

“Tenemos una posición geográfica privilegiada, estamos a lado de Estados Unidos y contamos con mares a nuestro alrededor que nos ayudan a concretar más alianzas. México también debe aprovechar más el Tratado con la Unión Europea, pues pocos países cuentan con esta clase de convenios y nosotros lo tenemos”.

El especialista considera que los principales retos a los que se enfrenta México es a la competitividad y a la innovación, sin embargo prevé que las nuevas reformas estructurales promulgadas por el Ejecutivo Federal abrirán la puerta a la inversión extranjera, lo que reforzará a México como socio comercial.

 

Siguientes artículos

¿Cómo promover libros en redes sociales?
Por

El reto para editores y autores de libros es comprender cómo poner a trabajar las redes sociales y los medios digitales...