No es que sea muy difícil llenar los zapatos de Steve Ballmer, el verdadero reto es hacerlo sin afectar otras áreas del negocio, opinan los expertos.

 

Por Susan Adams

 

PUBLICIDAD

Según un reporte de Bloomberg, Microsoft está cerca de nombrar a Satya Nadella, de 46 años, veterano con 21 años en Microsoft y cabeza de las iniciativas de cloud computing de la compañía, como su próximo CEO. Nadella reemplazaría a Steve Ballmer, de 57 años, quien ha estado en el puesto más alto desde el año 2000, cuando su fundador Bill Gates renunció. La mayoría de los observadores coincide en que Microsoft ha tropezado con el liderazgo de Ballmer, sus acciones han ganado sólo el 74% en la última década mientras que el S&P 500 subió un 93%. La compañía también ha logrado capitalizar la revolución en la búsqueda, las tablets, dispositivos móviles y redes sociales.

Consulté a Sydney Finkelstein, profesor de liderazgo en la Tuck School of Business de Dartmouth y autor de 15 libros, entre ellos Why Smart Executives Fail, acerca de la decisión que podría llevar a Nadella al puesto más alto. Aunque Finkelstein cree que Nadella podría ser una buena opción —además de su experiencia en cloud, ha jugado un papel en búsqueda y las aplicaciones empresariales—cree que Microsoft está socavando las posibilidades de éxito de cualquier nuevo CEO.

El error más grande de la compañía: que probablemente Ballmer vaya a sentarse en la mesa directiva. De hecho esa decisión probablemente dañó la capacidad de Microsoft para atraer a un candidato externo. “Si eres un CEO de clase mundial y sabes que el ex director general va a estar sentado en la mesa, pensarás más de dos veces aceptar el puesto”, dice Finkelstein. Según Bloomberg, Microsoft ha considerado a los CEOs de Ford Motor Co., Alan Mulally; Qualcomm, Steve Mollenkopf,  Ericsson AB Hans Vestberg. Vestberg dijo que se quedaría en Ericsson y Mulally declinó la propuesta. Finkelstein dice que los extranjeros no quieren estar en una posición en la que el ex jefe puede afectar tus planes a través de sus decisiones.

Con el fin de ejercer un control significativo, un CEO externo también querría sustituir a Gates como presidente del consejo, señala Finkelstein. Gates ha dicho que tiene la intención de dedicarse a la filantropía para el resto de sus días, aunque lo más probable es que permanecerá a bordo a tiempo parcial de Microsoft aunque no como presidente. Microsoft al parecer ya tiene a alguien en mente para ese trabajo, el director independiente John Thompson, de 64 años, veterano ejecutivo de IBM que se desempeñó como CEO de Symantec, llevando las ventas de la empresa de tecnología de seguridad de 600 mdd a 6,000 millones en una década. Ahora dirige Virtual Systems, una compañía de software en San José, California. Thompson ha estado dirigiendo la búsqueda de CEO de Microsoft.

El otro problema con la elección Nadella: el destino de los otros candidatos internos de Microsoft para el trabajo. De acuerdo con The New York Times, Microsoft había considerado Kevin Turner, un ejecutivo de ventas de alto nivel, y a Tony Bates, quien se unió a la compañía a través de su adquisición de Skype. Si los ejecutivos están interesados ​​en convertirse en CEO, hay una buena probabilidad de que buscarían otro lugar para hacerlo. Eso ha ocurrido antes en otras empresas. Cuando Jeffrey Immelt se convirtió en CEO de GE, dos de los otros finalistas se cambiaron de compañía: James McNerney, a 3M y ahora ahora a Boeing. Por su parte, Bob Nardelli terminó como CEO de Home Depot. “La conclusión es que por lo general las personas que no son elegidas para el puesto, se irán de la compañía para ser CEOs en otro lugar”, dice Finkelstein.

Finkelstein cree que Nadella, natural de Hyderabad, India, podría ser un gran CEO dada su experiencia en cómputo en la nube, un negocio de potencial crecimiento para Microsoft. Pero si la empresa hubiera señalado la salida permanente de Ballmer, el nuevo jefe podría tener una mayor posibilidad de éxito.

 

Siguientes artículos

Seguridad financiera a tu alcance
Por

Los datos biométricos son una solución para la seguridad en transacciones financieras. Conoce cómo funcionan.  ...