Microsoft presentó una nueva demanda contra el Departamento de Justicia (DOJ) de Estados Unidos que busca evitar que el gobierno estadounidense le prohíba informar a sus clientes cuando alguna entidad gubernamental consigue acceso a sus correos electrónicos.

El procedimiento legal, emprendido el jueves pasado por la compañía con sede en Redmond, Washington, busca defender lo que considera “los derechos fundamentales de nuestros clientes”, según declaró Brad Smith, Director de Asuntos Legales de Microsoft, a través de una publicación en el blog oficial de la firma.

Smith explicó que durante los últimos 18 meses, el gobierno de EU ha emitido 2,576 órdenes judiciales que prohíben a Microsoft informar a sus clientes que su información ha sido leída por algún ente federal y que, a medida que buena parte de lo que solía ser un activo físico en nuestras vidas hoy es digitalizado y se muda a la nube, es necesario establecer límites para lo que el gobierno puede y no puede acceder.

“Para que quede claro, somos conscientes de que hay momentos en que es necesario el secreto en torno a un orden del gobierno. Por ejemplo, cuando la divulgación de la orden del gobierno generaría un riesgo de daño real a otra persona o cuando la divulgación permitiría a las personas destruir pruebas y frustrar una investigación. Pero con  base en las muchas solicitudes de secrecía que hemos recibido, nos preguntamos si estas órdenes se basan en hechos específicos que realmente exigen el secreto. Por el contrario, parece que la emisión de órdenes de secrecía se ha vuelto demasiado rutinaria”, enfatiza el

PUBLICIDAD

abogado de Microsoft.

Con la demanda, la compañía de software busca que el DOJ acote los alcances de las investigaciones, o que el Congreso reforme la Ley de Privacidad de Comunicaciones Electrónicas para implementar “reglas razonables”.

Microsoft espera que, en caso de que se reforme la legislación vigente, se haga con base en tres principios.

  1. Transparencia. La gente tiene derecho a saber tan pronto como sea razonablemente posible cuando el gobierno haga llegar a un proveedor una demanda legal para acceder a sus registros o correos electrónicos. Proveedores como Microsoft tienen el derecho a informar a sus clientes y ser transparentes con el público.
  2. Neutralidad digital: Los clientes no deberían tener menos derechos de aviso sólo porque han mudado sus mensajes de correo electrónico a la nube.
  3. Necesidad: Las órdenes de secrecía deben adaptarse a lo que es necesario para la investigación, y no más. Si hay una buena razón para justificar un orden secreta al principio y eso continúa, los fiscales deben ser capaces de extender la duración de la orden basándose en la necesidad. Si no es así, tendríamos que ser capaces de decir a nuestros clientes lo que pasó.

 

Lo que opinan los expertos

“La demanda busca informar a la gente sobre el acceso del gobierno a sus datos, empoderándolos para que desafíen las acciones gubernamentales, y retiran parcialmente el velo de secrecía que existe en torno al espionaje en Estados Unidos”, explicó a Forbes México Jennifer Granick, directora del Centro de Libertades Civiles para Internet y la Sociedad de la Escuela de Derecho de la Universidad de Stanford.

Para Chris Calabrese, vicepresidente de Políticas del Center of Democracy and Technology, el que las empresas sean capaces de dar aviso a sus clientes sobre el acceso a sus datos resulta crítico para que puedan ejercer sus derechos. “Vivimos cada vez más en línea, y nuestros derechos constitucionales deberían acompañarnos ahí”, dijo.

Calabrese añade que la demanda de Microsoft es sólo la punta del iceberg: “Un magistrado federal calculó que anualmente hay más de 30,000 órdenes selladas, no sólo para el contenido de las comunicaciones, sino para cosas como la información de geolocalización de un teléfono celular. Cuando el gobierno viola la privacidad de un individuo de esa manera, deben tener una buena razón para no informales de ello.”

Por su parte, Andrew Crocker, abogado general de la Electronic Frontier Foundation dijo en entrevista con Forbes México que la emisión rutinaria de órdenes de secrecía se han convertido en la rutina más que en la excepción, y que la fundación que representa celebra que Microsoft “se ponga del lado de millones de personas que confían en ella para mantener su información segura y privada”.

Ésta es la cuarta ocasión que Microsoft entabla una demanda contra el gobierno federal. Los dos primeros procesos se resolvieron a favor de la compañía; el tercero, que cuestiona los motivos para solicitar información de comunicaciones privadas de los clientes de la compañía en Irlanda, aún se encuentra pendiente de resolución.

La demanda presentada por Microsoft el jueves 14 de abril puede encontrarse aquí.

 

Siguientes artículos

morgan-stanley
Ganancia de Morgan Stanley cae 54% en primer trimestre
Por

Los ingresos netos del negocio institucional disminuyeron un 32%, mientras en el área de inversión bajaron un 29% y un 4...