Microsoft subestimó a Apple y se quedó por años a la zaga de los demás gigantes tecnológicos. Hoy, con un nuevo CEO global y la integración de la unidad de dispositivos de Nokia, la empresa de Bill Gates rediseña su estrategia para ser (otra vez) la reina de las compañías tecnológicas. 

 

Al anunciar su salida de la dirección general de Microsoft el 20 de septiembre de 2013, Steve Ballmer no tuvo problemas en asumir como errores propios los rezagos que tuvo la compañía, mientras Apple, Google y Samsung estaban revolucionando el sector tecnológico.

“Lamento un periodo de la década pasada en el que estábamos tan concentrados en Windows que no fuimos capaces de desplegar el talento hacia ese ‘nuevo’ dispositivo llamado teléfono”, dijo Ballmer a analistas y accionistas.

PUBLICIDAD

Para ese entonces ya era muy famoso aquel video de 2007 en el que Ballmer se mofaba del primer iPhone. “¿500 dólares? Es el teléfono más caro del mundo. No va a atraer a los ejecutivos, no tiene teclado y no será una muy buena máquina para enviar correos electrónicos”, decía con sonrisa burlona.

Todos conocen el resto de la historia: Apple ha vendido más de 500 millones de iPhones en todo el mundo y la compañía vale 730,000 millones de dólares.

Satya Nadella, nuevo CEO de Microsoft, ya tenía la lección aprendida. “Nuestra industria no respeta la tradición, sólo respeta la innovación”, dijo en un correo electrónico a empleados en febrero de 2014, cuando asumió el cargo.

Nadella llevó su prédica a la práctica. Después de quedarse a la zaga por al menos seis años con sus competidores, Microsoft está transformando su estrategia en sólo uno.

¿Qué es lo que está preparando Microsoft? Una nueva versión de Windows y de smartphones, ya sin la marca Nokia. A primera vista, no parece muy innovador, pero es la base de la nueva estrategia de la empresa de Redmond para transformarse en una compañía de servicios y dispositivos.

Además, también está desarrollando más dispositivos y servicios enfocados a la cualidad que ha distinguido a Microsoft: la productividad. Los HoloLens, los dispositivos de realidad aumentada con fines comerciales; el asistente personal, Cortana, que estará disponible para iOS y Android, y Skype para conferencias con traducción simultánea son algunos ejemplos.

Ésta es la forma en que Microsoft está preparando su insospechado regreso a la cima, contado por Stephen Elop, vicepresidente de Dispositivos, y Frank Shaw, vicepresidente corporativo de Comunicaciones.

 

El futuro de Windows

Stephen Elop. vicepresidente de dispositivos móviles de Microsoft en entrevista. (Forbes Staff).

En el Mobile World Congress 2015, celebrado en Barcelona, los protagonistas fueron las compañías asiáticas. Por ejemplo, en la sala 3 del evento, Samsung instaló una especie de ‘club’ privado en su stand para probar el nuevo Galaxy S6, mientras que Huawei construyó dos ‘fortalezas’: una para mostrar sus productos y otra a la que solamente se podía entrar con invitación.

En esa misma sala se encontraba el stand de Microsoft, en la que Stephen Elop, vicepresidente de Dispositivos, anunció el teléfono Lumia 640.

“Éste es el futuro de Windows, que la gente logre más a través de varias plataformas y unificándolas”, dijo Elop mientras sostenía el nuevo dispositivo, que podrá ser actualizado con Windows 10.

Durante su gestión como CEO de Nokia de 2010 a 2013, Elop ‘enterró’ Symbian, el sistema operativo de la compañía finlandesa, y anunció la asociación con Microsoft para integrar el Windows Phone a la nueva gama de dispositivos Lumia.

El Windows 10, que será lanzado este verano, podrá ser usado, además de computadoras personales, en tablets, smartphones y otros dispositivos portátiles, permitiendo al usuario desarrollar un mismo trabajo, pasando de un aparato a otro.

Ya en privado, Stephen Elop explica en entrevista con Forbes México cómo la nueva estrategia de Microsoft girará en torno de Windows 10.

“Lo que estamos buscando es llevar la experiencia del Windows 10 a través del teléfono, la PC y la tablet. Es una parte muy importante de nuestra estrategia traer Windows 10 a varias plataformas, que puedas trabajar igual en una pantalla grande o pequeña y trabajar como una aplicación universal a través de todos los fabricantes”, dice.

Bob Hafner, vicepresidente de Gartner Research, coincide en un análisis publicado el pasado 22 de enero que Windows 10 no es sólo otra actualización del sistema operativo, sino una transición hacia una nueva experiencia de uso. Pero la compañía “tendrá mucho que demostrar en este sentido y tendrá que dar en el clavo para que este mensaje entre en la mente de los usuarios”, aclara.

Puedes ver algunas de las cosas nuevas de Windows 10 aquí.

Además de convencer a la gente, Elop tiene la tarea de integrar dos divisiones que hasta hace un año no trabajaban juntas. “Uno de los retos de regresar a Microsoft es integrar a dos compañías. Toma tiempo, pero te das cuenta de que es muy importante hacerlo y debe hacerse”, resalta.

 

Dispositivos premium a precio medio

Después de comprar la unidad de dispositivos de Nokia, Microsoft vendió 10.5 millones de teléfonos Lumia en el segundo trimestre fiscal de 2015 (octubre-diciembre de 2014), que le dejaron ingresos por 2,300 millones de dólares, de acuerdo con un reporte de la compañía.

La principal razón para que las ventas sigan creciendo es que se reducirá cada vez más la brecha entre los smartphones de gama alta y media, y a un precio más accesible, dice Stephen Elop.

“Este dispositivo no es sólo una colección de piezas de hardware; también está el software, los servicios en la nube, todas estas piezas juntas. Nuestra estrategia es entregar dispositivos premium a un rango de precio medio. No tienes que gastar mucho dinero en un dispositivo premium. Lo que estamos tratando de decir es que Microsoft y Windows están haciendo algo muy consistente en entregar algo a muy buen precio”, comenta.

Nokia tenía una presencia importante en México y Latinoamérica en el mercado de teléfonos móviles, aunque la competencia se aprieta y comienza a decrecer su participación. En México, por ejemplo, Windows Phone (antes Nokia) presenta un “desplome sostenido en su participación de mercado, en razón de que las ventas de dispositivos Windows no han sido suficientes para contrarrestar la salida de equipos con sistema operativo Symbian. Actualmente cuenta con 1 de cada 10 dispositivos en el mercado”, según un análisis de The Competitive Intelligence Unit (CIU).

Pero el bajo costo puede ser una carta a favor de Microsoft para recuperar terreno. Según otro análisis de CIU, 45% de los usuarios de smartphones en México pagaron menos de 3,000 pesos por su dispositivo actual.

“Lo que podemos exportar de Latinoamérica a Estados Unidos, por ejemplo, es el modelo económico diferente de los teléfonos. Creo que ésa es nuestra ventaja”, dice Elop.

 

Más productividad

Gartner reconoció en septiembre pasado a Microsoft como líder en su “Cuadrante Mágico” (análisis cualitativo de mercados y su dirección) en la capacidad de ejecución e integración en software social.

“Microsoft está integrando progresivamente los componentes de Office 365 más de cerca, para permitir un acceso más fácil a las capacidades de Exchange, SharePoint, Yammer, Lync y Office. Yammer también se está convirtiendo en una “capa social” a través de otros productos de Microsoft, especialmente Dynamics CRM, Lync / Skype y en las instalaciones de SharePoint Server”, agrega Gartner.

Todo esto está encaminado a reforzar la cualidad que hizo a Windows ser el software más usado en el mundo: la productividad.

“El núcleo de la compañía es la productividad en plataformas. Esto puede ser difícil para una compañía que hace otras cosas, como X-Box. Pero no podemos pretender que la productividad es sólo una parte de nuestras plataformas”, dice en entrevista Frank Shaw, vicepresidente corporativo de Comunicaciones de Microsoft.

Otros productos que está desarrollando la compañía son los HoloLens, los lentes de realidad aumentada para usarse con software holográfico, el traductor en tiempo real de Skype para conversaciones y el asistente de voz Cortana, alojado en la nube y que se puede utilizar en varios dispositivos, no importando si son Android o iOS de Apple.

“Los Holo Lens son una fantástica asociación con el equipo de investigación e ingenieros de hardware para generar hologramas. Claramente tiene aplicaciones comerciales. No necesariamente la gente lo usará todo el tiempo, pese a que se vea divertido”, agrega Frank Shaw, quien se unió a la compañía en 2009 y cuenta con más de 20 años de experiencia en relaciones públicas.

¿Qué pasará con Microsoft y su estrategia? ¿Logrará la revancha que nadie esperaba contra su gran rival Apple? El directivo admite que no lo sabe, pero está convencido de que la compañía debe seguir intentando cosas nuevas y no quedarse a la zaga nuevamente.

“En una compañía grande a veces es fácil culpar a otras personas, como al departamento del Staff, de Legal, de que ponen obstáculos en el camino. Aquí decimos: ‘Piensa en lo que puedes hacer. Intenta moverte rápido, intenta cosas nuevas, colabora’.”

 

Siguientes artículos

4 razones por las que se disparará la deuda de los estados
Por

La menor entrega de recursos por parte del Gobierno Federal a los estados es uno de los factores por los que la deuda es...