La CEO de MoneyGram, Pamela H. Pastley, sostiene que el flujo de remesas a México se sostendrá a buen ritmo, con todo y que el flujo de migrantes a Estados Unidos ha bajado en los últimos años.

 

Por David Aguilar Juárez

PUBLICIDAD

MoneyGram, la segunda empresa más gran­de del mundo en el envío de dinero, aplica agresivas estrategias de marketing para no perder ante la competencia ni ante la caída del número de mexi­canos que van a Estados Unidos en busca de un trabajo.

El Centro Hispano Pew (CHP) recién informó que en total hay 5.9 millones de mexicanos migrantes laborando del otro lado de la fronte­ra norte.

“El motor del crecimiento de la población no autorizada en los últimos 30 años fueron los mexi­canos, pero ahora los números de mexicanos indocumentados en los Estados Unidos sigue cayendo”, dijo en una audiencia del Congre­so estadounidense el demógrafo Jeffrey Passel.

Passel, del Centro Hispano Pew, atribuyó el fenómeno al hecho de que desde hace seis o siete años Estados Unidos dejó de ser visto como el gran atractivo para emigrar en busca de oportunidades laborales.

 

¿Esto, cómo afecta al negocio del envío de dinero de MoneyGram?, se le pregunta a su CEO, Pamela H. Pastley.

Este negocio no depende de que haya un flujo constante o importante de migrantes mexicanos hacia Estados Unidos, y la prueba de ello es el crecimiento consecutivo durante 15 trimestres en el monto de dinero que nuestros clientes envían de Estados Unidos a México, que se dio justamente en los años que menos mexicanos migraron para buscar un empleo.

 

¿Cómo podría afectar las operaciones de la compañía en el futuro inmediato, la reforma migratoria propuesta por Barack Obama?

No solemos comentar nada acerca de las políticas públicas, pero sí nos enfocamos a las señales de las tendencias económicas y vemos que el crecimiento del PIB de Estados Unidos será fuerte y robusto en los años venideros y eso ayudará a la generación de empleos para traba­jadores con un estatus migratorio particular. Pero cabe señalar algo de la historia de nuestro país: este fue construido por migrantes y ese es un gran punto a tener en cuenta.

Hoy día la empresa compite de forma relevante en un negocio en donde millones de mexicanos que laboran en Estados Unidos enviaron a sus familiares 23,600 mdd en 2014, de acuerdo con cifras del Banco de México, lo que significó un creci­miento de 7.8% respecto al monto de dólares recibidos en 2013.

Juan José Li Ng, analista senior de BBVA Research, explica que si bien 2015 será otro buen año en el envío de remesas a México con un monto de alrededor de 25,700 mdd, será hasta 2016 cuando se logre alcanzar, o quizás superar, la cifra de los 26,000 mdd en un año calendario.

Ese monto sólo se ha alcanzado una vez en la historia de ambos países: 2007.

“El empleo entre migrantes mexicanos tuvo una importante re­cuperación el año pasado y anticipa­mos que continuará así en los meses por venir si la economía de Estados Unidos mantiene también sus ritmos actuales de recuperación”, adelanta Juan José Li Ng.

 

¿Cómo colabora una empresa como MoneyGram ante iniciativas relevantes de los gobiernos de Estados Unidos y México para combatir el crimen orga­nizado y el lavado de dinero inherente a actividades delictivas? Están en un negocio donde el flujo de dinero en efectivo es de altos montos.

Nuestra política es de total apego a las leyes de los países donde opera­mos y también colaboramos cuando es necesario. Estados Unidos es el país número uno en cuanto a esta regulación y la empresa colabora de manera importante con las autorida­des, tanto de Estados Unidos como de México y de muchos otros lugares. Además, tenemos una fuerte relación de trabajo con los reguladores del mercado financiero en donde quiera que operamos. Es cierto, este es un negocio en donde el dinero en efec­tivo fluye a muy altos volúmenes y donde nuestra prioridad es proteger a nuestros clientes.

MoneyGram ofrece servicios finan­cieros esenciales a los consumidores que no están totalmente atendidos por instituciones financieras tradicionales.

En México, esta compañía de­clara tener poco más de 17,000 puntos de cobro de dinero a través de un modelo de socios operado­res como Coppel, Chedraui, Banco­mer, Farmacias Guadalajara, Wal-Mart de México, Elektra, Waldos, cajas de ahorro de la red de Bansefi (la Red de la Gente, entre ellas), Caja Popular Mexicana y Caja Libertad, entre otros, así como con bancos como Bancomer y Banorte.

“En el corredor Estados Uni­dos-México la competencia es más aguerrida y diversificada, pero en MoneyGram sustentamos nuestra participación en el mercado no sólo mediante alianzas, sino también a través de poderosas estrategias de marketing para estar en la preferen­cia de nuestros clientes”, explica la CEO de la empresa.

Los ingresos totales de Mo­neyGram durante 2014 fueron de 1,454.9 mdd, lo que le significó una disminución de 1% respecto a los resultados de 2013. Pero en el caso particular del corredor Estados Unidos-México, la compañía logró un crecimiento de 14% en el número de transacciones en el envío de dinero de Estados Unidos a México.

“En el corredor Estados Uni­dos-México tenemos una partici­pación de mercado importante, del orden de 13%, y aspiramos a aumen­tarlo a 15% con base en un plan de negocios que está en plena marcha”, detalla la ejecutiva, quien en marzo pasado estuvo de visita para coordi­nar el trabajo con el equipo emplaza­do en la Ciudad de México.

Durante abril y mayo de 2015 harán nuevos anuncios de alian­zas, mismas que no pudieron ser compartidas con Forbes México por cláusulas de confidencialidad.

El convenio más reciente de Mo­neyGram fue con la cadena de su­permercados Chedraui, que cuenta con más de 200 establecimientos en todo el país.

Al otro lado de la frontera norte de México, recién renovaron un acuerdo con CVS, una franquicia farmacéutica que en suelo estadou­nidense reportó, hasta el cierre del primer semestre de 2014, contar con poco más de 7,500 establecimientos en operación y donde la gente puede hacer depósitos y retiros de dinero bajo el sello MoneyGram.

“Puedes quedarte con una operación si estás en el lugar adecuado. La señalización en los establecimientos donde recibimos y entregamos el dinero de nuestros clientes es también una de las áreas importantes y más cuidadas de este negocio”, explica por su parte Ro­bert Burdford, director regional se­nior de la firma, quien supervisa la labor en México y Centroamérica.

 

¿Cuál es el desafío más importante que tiene la CEO de una empresa como MoneyGram?

Más que desafío, puedo expresar que mi trabajo más importante es siempre atraer, retener y mantener motivado a todo el equipo que con­forma la compañía. Cuando tienes la mejor tecnología para la operación, gente distribuida en más de 200 paí­ses, al final del día es la personalidad y el talento del capital humano lo que define el rumbo de este negocio. El trabajo más importante que hago día a día aquí en MoneyGram es reunir el equipo más talentoso y competitivo para la consecución de los objetivos del negocio.

 

¿Cuál es la clave para que los objetivos se logren en MoneyGram?

Siempre tener una actitud posi­tiva en el día a día de la opera­ción y siempre entender que en cada uno de ellos nunca dejas de aprender algo nuevo; soy de las que siempre le gusta aprender y entender, si hay alguna clave o secreto como lo decía hace un momento, es tan simple como eso. Me gusta mucho que en el equipo se hagan preguntas, que se planteen como meta entender las necesidades de los clientes. Hacer esto para clientes en más de 200 países es un desafío diario y es el equipo quien lo hace todo posible en este negocio.

El desafío es diario y en 200 países, sin embargo, este país es uno de sus puntos estratégicos para sobrevivir.

Pese al decrecimiento en ingre­sos globales de 2014, en la mesa de directores de la compañía pueden felicitarse y ven con optimismo la materialización de un plan de negocios apoyado en el corredor Estados Unidos-México.

“Este es el corredor más impor­tante para nosotros como empresa y donde ejecutamos una estrategia para nuestro crecimiento en el futuro. Anticipamos que el flujo de dólares a casas en México seguirá siendo alto en los años por venir y por eso es que este país es el eje de nuestra estrategia de negocio en esta parte del mundo. Es el más importante”, reitera la CEO de MoneyGram, Pamela H. Patsley, en entrevista exclusiva con Forbes.

pamela_foto_2

Foto: Fernando Luna Arce.

 

Siguientes artículos

5 razones por las que chismear mancha tu imagen profesional
Por

Chismear no es un acto tan inocente como parece ni es una práctica profesional. No lo es porque favorece la cultura del...