“Gran Bretaña necesita a un Partido Laborista que pueda reconstruirse luego de esta derrota para que podamos tener de nuevo un Gobierno que defienda al pueblo”, dijo Miliband en las oficinas centrales de la facción en Londres.

 

Reuters

PUBLICIDAD

El líder de la oposición de Reino Unido, Ed Miliband, renunció el viernes al mando del Partido Laborista, luego de sufrir una contundente derrota en las elecciones y de ser prácticamente aplastado en las urnas en Escocia, dejando a la desmoralizada facción sin sucesor a la vista.

Miliband se presentó a las elecciones del jueves con la expectativa de contar con una buena oportunidad de vencer al primer ministro David Cameron del Partido Conservador y formar un Gobierno, probablemente mediante alguna alianza con un grupo político menor.

Pero en lugar de ello, Cameron se impuso y gobernará de nuevo, esta vez con una mayoría general en el Parlamento.

“Gran Bretaña necesita a un Partido Laborista que pueda reconstruirse luego de esta derrota para que podamos tener de nuevo un Gobierno que defienda al pueblo”, dijo Miliband en las oficinas centrales de la facción en Londres.

“Y ahora es tiempo de que alguien más asuma el liderazgo del partido, de modo que estoy presentando mi renuncia”, sostuvo Miliband, quien seguirá en la escena pública británica como legislador laborista.

La segunda al mando del partido, Harriet Harman, será la líder interina hasta que los laboristas elijan a un sucesor de Miliband.

Los laboristas sufrieron una monumental derrota en Escocia, uno de los bastiones históricos del partido, donde perdieron todos excepto uno de sus escaños en la Cámara de los Comunes a manos del Partido Nacional Escocés.

 

Siguientes artículos

Alibaba tiene nuevo CEO, pero Ma aún lleva las riendas
Por

El jueves, el fundador del gigante chino anunció el nombramiento de Daniel Zhang, como nuevo presidente ejecutivo, sin e...