El presidente venezolano Nicolás Maduro anunció un decreto que delega la coordinación, distribución y resguardo de alimentos, medicinas y otros productos esenciales a las Fuerzas Armadas de Venezuela, en un intento por combatir la escasez que se vive en el país.

La norma le da al nuevo órgano gubernamental la potestad de dictar resoluciones sobre compra, comercialización y distribución de alimentos, medicinas y productos de higiene personal y aseo del hogar, subordinando a su control los ministerios encargados de esas labores.

La creación de la “Gran Misión Abastecimiento Soberano” será dirigida por un “Comando para el abastecimiento” conformado por Maduro y el alto mando militar, encabezado por el ministro de Defensa, Vladimir Padrino.

“Implica el aprovechamiento de la capacidad operativa de la Fuerza Armada en todo el territorio del país (…) en actividades y tareas de apoyo al abastecimiento nacional de productos estratégicos para la garantía de los derechos a la alimentación y la salud de los venezolanos”, señaló el decreto publicado en la gaceta oficial venezolana.

PUBLICIDAD

Entre otros puntos, este comando podrá obligar a los privados a vender su producción a entes estatales, además de que todos los miembros de la cadena de producción y comercialización de alimentos, medicinas y otros bienes básicos deberán obedecer sus “directrices, regulaciones e instrucciones”.

Este empoderamiento a las fuerzas militares se da en momentos en que la oposición impulsa la convocatoria de un referéndum revocatoria contra el gobierno del sucesor del desaparecido Hugo Chávez.

Lee también: Kimberly-Clark suspende operaciones en Venezuela

 

Venezolanos cruzan a Colombia en busca de comida

La crisis alimentaria en Venezuela ha tocado fondo ya que prácticamente todos los días se hacen inmensas filas para obtener alimentos. Ante ese panorama, los venezolanos han optado por cruzas fronteras, y la vecina Colombia se convirtió en el punto para reabastecer la alacena.

Más de 35,000 personas cruzaron hacia la ciudad colombiana de Cúcuta para abastecerse de alimentos y medicinas, principalmente, gracias al “corredor humanitario” abierto por los dos gobiernos.

Quienes hicieron la travesía compraron y cargaron tanto como pudieron los productos de primera necesidad: papel higiénico, aceite, azúcar, harina pan, café, leche, por mencionar algunos, dejando cerca de hasta dos salarios mínimos (cerca de 15,000 bolívares mensuales), ante la incertidumbre sobre cuándo se podrá volver a pasar, a casi un año desde que Maduro decretó el estado de excepción y cerró su lado de la frontera.

Aproximadamente hace un mes, la reciente ola de saqueos y disturbios por la falta de alimentos dejo tres muertos en la última semana, informaron las autoridades y un grupo de derechos humanos.

Ante la escasez de productos básicos tales como harina y arroz, multitud de personas se aglomeraron en la puerta de los supermercados a diario. Otros incidentes han involucrado asaltos a camiones o tiendas de alimentos del gobierno.

Lee también: Citi cierra cuentas del banco central de Venezuela

 

Siguientes artículos

Review: MacBook 2016, la portátil (casi) perfecta
Por

La segunda generación de la laptop Apple de 12 pulgadas intenta corregir las desviaciones de su predecesora, ¿vale la pe...