Computadoras portátiles,  smartphones, espacios de trabajo compartidos, home office,  acceso a Internet y la posibilidad de administrar sus horarios permiten que trabajen día y noche obligando a las 3 generaciones que actualmente conviven en el ámbito laboral a adaptarse a un nuevo paradigma profesional.

 

 

Por Fernando Calderón *

PUBLICIDAD

 

 

Unos los catalogan como “Generación Y”, otros como “Echo Boomers” y algunos especialistas los conocen como “Millennials”, debido a que cumplieron la mayoría de edad con la entrada del nuevo milenio, simultáneamente al advenimiento del internet y los teléfonos inteligentes impactando a su generación de características peculiares.

Los Millennials definen su agenda con la misma velocidad con la que se conectan con el mundo virtual. Los proyectos a largo plazo no los estimulan. Si la generación anterior se esmeraba en cumplir con el esquema “de casa al trabajo y del trabajo a casa”, con la ambición de recibir diploma, medalla y un reloj al cumplir 25 años como empleado, para sus hijos la empresa no es más que un lugar donde cubren tan sólo uno de los aspectos de su intensa y siempre conectada vida; un lugar de paso que les permite alcanzar la meta que se han establecido: ser felices.

Sin embargo, los Millennials poseen cualidades muy atractivas para el ámbito laboral de hoy en día. Conectados con el mundo a través del Wi-Fi, pudieron estudiar carreras universitarias gracias a la relativa prosperidad de sus padres y, a pesar de rechazar los espacios cerrados de trabajo con horarios establecidos, la tecnología les plantea una paradoja imprevista: las computadoras portátiles, los smartphones, los espacios de trabajo compartidos, el home office, el acceso a Internet y la posibilidad de administrar sus horarios permiten que trabajen día y noche obligando a las 3 generaciones que actualmente conviven en el ámbito laboral a adaptarse a un nuevo paradigma profesional.

Ahora bien, a pesar de que la poca adaptación de los Millennials a los actuales ambientes laborales les hacen migrar o fundar sus propios negocios, las empresas están buscando espacio para ellos en sus plantillas laborales por una sencilla razón: de acuerdo con la Oficina de Estadísticas Laborales en los Estados Unidos, para el 2020 esta generación será el 40% de fuerza de trabajo y el 75% para el 2025.

Al respecto, una investigación de la empresa Deloitte señala que en un entorno económico riesgoso como el actual “la energía, la inteligencia, el amplio conocimiento y estupendas habilidades con la tecnología, los jóvenes de la generación Y serán esenciales para todas las organizaciones de alto rendimiento”. El mismo estudio señala que, el incorporar a los Millennials a sus fuerzas laborales “son un riesgo a tomar por las empresas ya que son más propensos a aceptar responsabilidades mucho más pronto en sus carreras que las personas mayores que ellos, no tienen miedo de enfrentar retos aunque tengan metas un poco ambiguas, son conscientes o muy inteligentes en cómo conocer lo que se quiere en el mercado y saben trabajar muy bien en equipo”.

Sin duda, el ingreso de los Millennials y su interacción con otras generaciones dentro de las fuerzas laborales plantea nuevos estilos de liderazgo y propone una revolución en el mundo profesional. Obliga a encontrar una forma adecuada de convivencia entre los Babyboomers, la Generación X y la Y; así como a ser consciente de las diferentes actitudes generacionales de los empleados y sus expectativas y de la correspondiente importancia de ser flexible en los estilos de liderazgo.

Desde hace unos años los aspectos anteriores son factores que se están tomando muy en cuenta dentro de los programas de desarrollo del liderazgo. Para los gerentes que supervisan empleados de diferentes edades será prioritario entender las diferentes actitudes y expectativas de una fuerza laboral intergeneracional, a fin de motivar a los empleados a trabajar de manera conjunta e incrementar la productividad de las empresas.
¿Cuál será la conclusión a todo esto? Estoy seguro que en tan sólo unos años podremos todos ser testigos de la historia y de la nueva era del mundo laboral.

* El autor es Director de Mercadotecnia y Relaciones Públicas de OCCMundial, empresa líder en el mercado de bolsas de trabajo en línea. Cuenta con 19 años de experiencia en el marketing de servicios y productos de consumo. Inició su vida profesional en Grupo Cifra, donde vivió de cerca la fusión con Wal*Mart. Posteriormente se desarrolló en el campo de las telecomunicaciones, laborando en empresas como Avantel y Axtel, donde se ha desempeñó en diferentes funciones gerenciales y directivas. Incursionó en la generación de contenidos en medios digitales e impresos, así como en el desarrollo de programas de lealtad, laborando para Grupo Medios. Actualmente es miembro del Consejo Directivo de las Asociaciones: DIRECTA, IAB y AMIPCI. Fernando obtuvo el grado de licenciatura en Administración de Empresas en la Universidad Iberoamericana, con especialización en finanzas y mercadotecnia.

 

Contacto

 

Redes sociales para candidatos:

www.facebook.com/OCCMundial

www.twitter.com/OCCMundial

www.google.com/+OCCMundial

http://blog.occeducacion.com/blog

www.youtube.com/OCCMundial

 

Redes sociales para reclutadores:

www.facebook.com/OCCM.Empresas

www.twitter.com/OCCM_Empresas

http://blog.occ.com.mx/

 

 

 

 

*Las opiniones expresadas son sólo responsabilidad de sus autores y son completamente independientes de la postura y la línea editorial de Forbes México.

 

Siguientes artículos

Actividad manufacturera de zona euro se desacelera
Por

El índice de gerentes de compras (PMI) registró un ligero descenso a 53.2 en febrero desde 54.0, su máximo nivel desde m...