El magnate brasileño Eike Batista se entregó a las autoridades de su país para declarar sobre la investigación llamada “Lava Jato” que inició la policía de Brasil por corrupción y lavado de dinero, de acuerdo con una nota de Infobae.

“Estoy volviendo para responder a la justicia, como es mi deber me estoy entregando”, afirmó Batista en una entrevista divulgada por la TV Globo de Brasil.

Batista dijo que vuelve para esclarecer las cosas, por lo que antes de embarcar en el Aeropuerto Internacional de Nueva York dijo que se entregaría a las autoridades para “pasar las cosas en limpio”.

Asimismo, el empresario dijo que no se considera culpable y su objetivo es “aclarar los errores” que habría cometido y deslizó que la responsabilidad sería de sus asesores. “Voy a mostrar cómo son las cosas”, agregó.

PUBLICIDAD

Puedes leer: Trump se lava las manos y culpa a Delta Air Lines del caos en aeropuertos

A su llegada, policías lo condujeron desde la pista de la terminal hacia el Instituto Médico Legal para realizarle exámenes de rigor, según Infobae.

Batista es sospechoso de haber lavado millones de dólares en una trama de corrupción que también involucra al ex gobernador de Rio de Janeiro, Sergio Cabral (2007-2014), quien ya está preso.

En 2012, Batista fue considerado el séptimo hombre más rico del mundo por Forbes

 

Siguientes artículos

wall street-fed
Bolsas pierden por políticas de Trump y cautela por la Fed
Por

El dólar en los bancos capitalinos se vende en un máximo de 21.22 pesos, ante la cautela de los inversionistas de cara a...