Reuters.- La primera ministra británica, Liz Truss, pidió el miércoles a su Partido Conservador que confíe en ella, prometiendo que liderará al Reino Unido durante los “días de tormenta” y que transformará una economía estancada, en un intento por restaurar su autoridad sobre un partido en rebelión.

Dirigiéndose a los legisladores y miembros conservadores en una conferencia anual asolada por las disputas internas y la confusión política, Truss trató de asegurar a su partido, al público y a los inversores que su plan es el camino correcto para reavivar el crecimiento.

Manifestantes con una pancarta que preguntaba “¿quién ha votado esto?” interrumpieron la conferencia en un inicio, lo que pareció encender al público y a la primera ministra, cuyas críticas a lo que llamó “la coalición anticrecimiento” recibieron fuertes vítores y aplausos.

Te puede interesar: Reino Unido se ve obligado a dar marcha atrás en su nueva política fiscal

Ministra británica Liz Truss pide a su partido que confíe en sus planes económicos

Para muchos de los asistentes, Truss, que ha admitido que no es la comunicadora más hábil, había hecho un trabajo decente en un momento en el que está bajo la presión de lo que un miembro conservador llamó “algunas serpientes en el partido” que socavan sus planes.

Truss podría haber ganado un poco más de tiempo para reafirmarse sobre un partido que está cada vez más dividido y temeroso de las encuestas de opinión que muestran que podría ser prácticamente borrado en las elecciones nacionales. Algunos legisladores conservadores están cuestionando abiertamente si ella debiera estar al mando.

“Estoy dispuesta a tomar decisiones difíciles. Pueden confiar en que haré lo que haga falta. El statu quo no es una opción”, dijo a los miembros del partido en Birmingham, en el centro de Inglaterra.

Suscríbete a nuestro canal de YouTube y no te pierdas de nuestro contenido

 

Siguientes artículos

OPEP+ se prepara para un fuerte recorte de la oferta de petróleo y un choque con EU
Por

El posible recorte de la OPEP+ podría impulsar una recuperación de los precios del petróleo, que han caído a unos 90 dól...