Los ministros de Canadá, Estados Unidos y México aseguraron que, si bien la sexta ronda de negociaciones del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN) mostró diversos desafíos que aún quedan pendientes, el encuentro en Montreal tuvo avances en las conversaciones, además de que se reiteró que el pacto sigue siendo una de las prioridades de los tres países.

No obstante, reiteraron sus posturas sobre diferentes puntos clave en la negociación, por lo que a pesar del tono más conciliador entre los funcionarios, mantuvieron fricciones sobre las distintas propuestas planteadas a lo largo de las últimas semanas, como las reglas de origen en el sector automotriz.

Así lo indicaron la canciller canadiense, Chrystia Freeland; el secretario mexicano de Economía, Ildefonso Guajardo; y el representante comercial de Estados Unidos, Robert Lighthizer, durante el mensaje conjunto emitido al concluir un nuevo capítulo de las negociaciones.

Guajardo señaló que en esta sexta ronda hubo flexibilidad por parte de las tres naciones socias y que ésta llevó a propuestas constructivas, y en ese sentido aseguró que “estamos viviendo el mejor momento en las negociaciones, (ya que) se ha avanzado en muchas áreas”.

PUBLICIDAD

El funcionario mexicano indicó que se concluyó el capítulo anticorrupción, que incluye medidas más fuertes; así como los capítulos sobre telecomunicaciones, comercio digital y medidas sanitarias han avanzado, los cuales están listos para cerrarse en la CDMX a finales de febrero en la próxima ronda de negociaciones, aunque no precisó la fecha.

Indicó que también se avanzó en los temas de aduanas y la facilitación de comercio, así como en las TICs (Tecnologías de la Información y Comunicación), y los productos químicos y farmacéuticos.

A pesar de ello, el secretario mexicano dijo que las negociaciones “son muy complejas” y calificó de “inaceptable” la propuesta presentada por Estados Unidos para establecer ventanas de estacionalidad en el comercio de productos agrícolas con México y Canadá; además de que reiteró que un acuerdo renovado con incluirá nuevos aranceles, como busca el gobierno de Donald Trump.

En su oportunidad, Lighthizer dijo que considera que se lograron algunos progresos en las conversaciones y que éstas dieron un paso adelante, aunque dijo que el ritmo es muy lento y se necesita acelerar el paso de las negociaciones.

No obstante, reiteró que Estados Unidos observa una desventaja en el TLCAN frente a sus socios, por lo que es necesario reequilibrar el acuerdo.

“Hay un malentendido de que estamos siendo injustos, pero no es así (…) y un tratado tiene que ser equitativo y debe revisarse cada cierto tiempo para verificar que así sea”, indicó el representante comercial de Estados Unidos.

Además, Lighthizar criticó a Canadá por sus recientes anuncios comerciales con China y aseguró que “sería un veneno para la relación” si el país firma un acuerdo con el gigante asiático, ya que llevaría más productos chinos al mercado estadounidense.

Durante el pasado Foro Económico Mundial en Davos, Suiza, los gobiernos canadiense y chino prometieron impulsar más sus relaciones económicas y comerciales, de cara a formalizar una asociación estratégica entre ambas naciones.

China y Canadá prometieron impulsar más las relaciones económicas y comerciales, en una reunión sostenida hoy entre funcionarios de alto nivel de ambos países durante el Foro Económico Mundial (FEM) que se lleva a cabo en Davos, Suiza.

Durante su participación, la canciller canadiense dijo que la sexta ronda de negociaciones fue “un paso importante en la dirección correcta para el TLCAN” y que el duro trabajo de los equipos de negociadores “está comenzando a dar frutos”.

Pro otro lado, dijo que “para que cualquier comercio sea exitoso tiene que ser justo para todas las partes” y que “el comercio injusto nos pone en peligro a todos”, por lo que su país no observa este pacto comercial como un juego en el que uno debe perder para que otro gane.

 

Siguientes artículos

bolsas-mercados-reuters
Esto esperan los mercados para este lunes 29 de enero
Por

Además de los datos internos, será una semana con importantes referencias para los mercados financieros globales.