En un desafío a las advertencias estadounidenses, Corea del Norte lanzó este martes un misil balístico que sobrevoló el territorio japonés, lo que provocó una escalada de tensión en la región tras varias semanas de enfrentamientos verbales entre Pyongyang y Washington.

El proyectil fue el primero y en sobrevolar el territorio japonés en años, desatando una dura reacción de Tokio, que junto con Estados Unidos a solicitado una reunión del Consejo de Seguridad para abordar el tema.

Después de una llamada telefónica de 40 minutos, Abe y Donald Trump acordaron “aumentar la presión sobre Corea del Norte”, según reveló el primer ministro japonés.

Mientras tanto, a través de un comuicado, la Casa Blanca criticó el lanzamiento y reiteró sus advertencias al régimen de Kim Jong Un. “Las acciones amenazadoras y desestabilizadoras solo aumentan el aislamiento del régimen de Corea del Norte en la región y entre todas las naciones del mundo”.

PUBLICIDAD

“Todas las opciones están sobre la mesa”, agregó el texto, en el que también dijo que el mundo “ha recibido el último mensaje de Corea del Norte de forma clara y fuerte: este régimen ha mostrado su desprecio por sus vecinos, por todos los miembros de Naciones Unidas y por los mínimos estándares de comportamiento internacional aceptable”.

Apenas el fin de semana pasado se reportó el lanzamiento de otro misil, el cual vino a romper la tregua pactada entre Norcorea y EU tras un intercambio verbal de amenazas.

En esta ocasión el primer ministro japonés, Shinzo Abe, denunció “una amenaza grave y sin precedentes”, luego de que El misil provocó alarma en su país.

Las sirenas sonaron en el norte y millones de ciudadanos recibieron un mensaje del gobierno en su móvil pidiéndoles que se mantuvieran a cubierto.

El cohete norcoreano es el primero que sobrevuela Japón desde 2009, cuando otro misil sobrevoló el territorio nipón sin causar incidentes.

Entonces, Pyongyang se justificó asegurando que se trataba de un satélite de telecomunicaciones, pero Washington, Seúl y Tokio señalaron que se trataba de una prueba para desarrollar misiles intercontinentales.

El misil de este martes fue lanzado desde Sunan, cerca de Pyongyang, y recorrió 2.700 kilómetros alcanzando una altitud máxima de 550 kilómetros, antes de hundirse en el Pacífico, de acuerdo con el Estado Mayor surcoreano.

Por su parte, China, principal aliado y socio comercial de Corea del Norte, hizo un llamado a la prudencia y señaló que “las presiones y las sanciones” contra Pyongyang “no pueden resolver el problema”, dijo el portavoz del ministerio chino de Relaciones Exteriores, Hua Chunying.

Mientras que Rusia, otro aliado del régimen norcoreano, se dijo “extremadamente preocupada” y denunció una “tendencia” a la “escalada” en la crisis.

 

Siguientes artículos

marketing
Relación entre marketers y programática
Por

La tecnología programática es un gran instrumento dentro de la publicidad; sin embargo, para obtener excelentes resultad...