El MIT (Massachusetts Institute of Technology) a través de su publicación MIT Techonology Review eligió por primera vez a los 35 innovadores tecnológicos menores de 35 años más influyentes de Latinoamérica.

En una jornada llevada a cabo en la Universidad Panamericana de México, se dio a conocer a los 35 innovadores, junto con grandes actores del sector tecnológico, para discutir y compartir conocimientos de hacia dónde va la tecnología del futuro.

Los nombres están divididos en 5 categorías que son:

  1. Emprendedores
  2. Visionarios
  3. Pioneros
  4. Humanitarios
  5. Inventores

Además, se dieron a conocer los ganadores de cada una de las categorías. Matt Murrie, director ejecutivo de What if?… 360 habló antes sobre la importancia de la curiosidad en los innovadores, “el factor clave de estos a la hora de determinar un producto que ellos, a raíz de curiosear, deciden volver un proyecto”.

PUBLICIDAD

Murrie dijo que la curiosidad es muy importante en los innovadores porque eso es lo que les permite más allá de lo que los demás ven como normal y no toman el riesgo de apostar por un proyecto.

Para Alvar Sánchez Otero, un mexicano director del laboratorio de sistemas espaciales de MIT, el ánimo de asumir riesgos caracteriza a los innovadores.

Para Sánchez Otero hay que pensar fuera de lo establecido, pero sin olvidar que siempre se tiene que comenzar por las cosas más básicas antes de las complicadas. Él habló de la importancia de aceptar los errores y aprender de ellos, todos, incluido el MIT, cometen errores, pero aprenden de ellos para seguir creciendo.

El fomentar la competencia interna es una tarea pendiente en Latinoamérica en lo que a innovación se refiere. Es necesaria esta, para que la presión obligue a ser los mejores y poder destacar y suponer el cambio.

Y lo más importante: romper barreras, salir y convivir con otras culturas para aprender de ellas y mejorar.

El tema de la tecnología aplicada al ser humano también fue tratado, desde crear súper humanos hasta ayudar a combatir enfermedades mediante la modificación del ADN de cualquier ser vivo para obtener un mejor resultado.

Alberto Levy, CEO y Co fundador de Plentie, hablo de que cosas que hace 20 años parecían imposibles como ser ciborgs o súper humanos ya están sucediendo. Con tecnología uno puede conocer a través de un simple lente de contacto sus niveles de azúcar o tener un zoom integrado que funciona con un simple guiño.

También ya existen humanos con tecnología integrada a su cuerpo, lo que les permite percibir las vibraciones de los colores o tener un brazo de IronMan, todo gracias a que toda esta tecnología se abarató y permite crear productos que nos mejoran o convierten en superhumanos.

Gerardo Jiménez, profesor mexicano de Epidemiologia de la Escuela de Salud Pública de la Universidad de Harvard, dijo que el ADN tiene tan solo 4 letras A, G, C y T y hoy en día gracias a la tecnología esto puede ser modificado: “Hasta hace unos años, la modificación del ADN parecía impensable, hoy días atrás se ha logrado modificar una de las letras de un paciente en Estados Unidos para mejorar el ADN y curar esa malformación que le provoco enfermedades. El 99.9% del ADN de las personas es igual en todos y ese 0.1% es lo que nos hace diferentes y lo que puede ser modificado para curar enfermedades.”

Estos dos temas de modificación del ADN y la creación de súper humanos son temas delicados que llevan consigo una carga ética considerable y ambos protagonistas coinciden en que es necesaria una regulación que nos permita hacer un buen uso de este contenido.

Carlos Viniegra, Fundador de High Performance Analíticas, dijo que la innovación es diversidad, resaltó la importancia de esto porque en Latinoamérica estamos acostumbrados a segmentar y para crecer en la innovación hay que tener diversidad.

Cecilia Canal, Vicerrectora de la Universidad Panamericana, advirtió que uno de los riesgos de la innovación es alcanzar mucho conocimiento, pero no llegar a nada. Además de innovar por innovar y ganar dinero sin un propósito. Por lo que es importante que los innovadores encuentren una cosa que les apasione para desarrollarla y causar un cambio.

 

Además se entregaron menciones especiales a los siguientes emprendedores:

  • Emprendedores: Anson Tou de Qempo (Perú)
  • Visionarios: Santiago Siri de Democracy Earth Foundation (Argentina)
  • Pioneros: Carolina Amador de Philips Research North America/Clinica Mayo (Colombia)
  • Humanitarios: Carolina Medina de Agruppa (Colombia)
  • Inventores: Manuel Piñuela de Drayson Technologies (México)

 

Siguientes artículos

El crédito para una pequeña o mediana empresa
Por

El crédito Pyme ayuda a muchas empresas a poder adquirir equipo, insumos y otros elementos productivos que les permiten...