Barcelona se convirtió una vez más en la sede del futuro. En la Fira Gran Vía de la capital catalana se congregaron más de 140,000 personas cada día para recorrer sus pabellones y saber qué es lo que adoptaremos como parte de nuestra normalidad durante por lo menos los próximos cinco años.

 

El Mobile World Congress parecía un universo paralelo. En pleno invierno, el calor se apoderó de Barcelona y la ciudad se movió al ritmo que éste dictaba. Un taxista, angustiado, comentaba que era imposible darse abasto, pues sólo había 10,000 unidades para más de 100,000 personas, y esto se notaba: los alrededores de la Fira eran un caos vial, el Metro estaba rebasado y los voluntarios –que vienen de todos los puntos de España para ayudar a que esta feria sea un éxito– hicieron hasta lo imposible para no perder la calma; sin embargo, al entrar a este magno recinto todo cobraba sentido.

Durante tres días recorriendo el MWC tuve la oportunidad de ver tres cosas que llamaron mi atención:

PUBLICIDAD

La primera, sin duda, fue el lanzamiento del nuevo Samsung Galaxy S6 Edge, un teléfono que, además de funcional, tiene un diseño exquisito y logró destacar entre todos los demás, algo que es complejo si tomamos en cuenta que por lo menos dos pabellones de esta expo están dedicados a exhibir dispositivos que podrían parecer idénticos.

juntasPor otra parte, el IoT (internet de las cosas) marcó la pauta. Prácticamente todas las marcas se han esforzado en encontrar ese dispositivo que, conectado a la red, hará la vida del usuario más sencilla, y pudimos verlo aplicado a automóviles (Ericsson y Volvo), bicicletas, gadgets relacionados con salud (básculas, pulseras), ejercicio, electrodomésticos, máquinas expendedoras y, por supuesto, los relojes inteligentes, aunque, al parecer, con respecto a este tema, las marcas esperan a ver qué es lo que ocurre el próximo lunes en Cupertino, cuando Apple lance el tan esperado iWatch.

16499092137_d92d2ccba0_oPero sin duda lo que llamó mi atención y me pareció fascinante fue lo que la empresa sueca Ericsson presentó con respecto a ciudades inteligentes al proveer de infraestructura a autoridades de tráfico (en una plataforma llamada Traffic Cloud) para que conozcan exactamente qué es lo que ocurre en las principales ciudades del mundo, que se puedan tomar decisiones en cuestión de segundos para resolver contingencias y, lo más importante, se colabore para que los accidentes de tráfico disminuyan, así como los problemas de tránsito habituales en las grandes urbes.

Un ejemplo de esto es el de un coche que es capaz, con un sensor, de captar las condiciones del asfalto; por ejemplo, si hay nieve, algún bache o algo que ponga en peligro a quienes circulen por ahí, por lo que al instante emite una señal a las autoridades correspondientes para que tomen acción, que puede ser que a través de pantallas sugieran cambios de rutas o enviar a quien corresponda para solucionarlo. Otro ejemplo es el de un casco para ciclistas que también posee un sensor que emite una alarma visual si el conductor pudiera encontrarse con algún peligro en el camino, ya sea un coche a alta velocidad o alguna condición adversa.

16499096137_c831f81e0b_kDe esta suerte, esta plataforma puede recibir información tanto de aplicaciones existentes de GPS, radares de velocidad, cámaras de seguridad, sensores en el asfalto y teléfonos celulares, para conformar una gran base de datos que las autoridades de tráfico utilizarán para reducir el número de accidentes, que, de acuerdo con la Organización Mundial de la Salud, cobran la vida de 1.24 millones de personas cada año.

16712808952_8cf20e8436_kY finalmente el vistazo más grande al futuro fue el acercamiento que Ericsson propone a lo que será la red 5G, con la cual será posible navegar a una velocidad de 1 gigabit por segundo y con altas tasas de latencia, consiguiendo que los tiempos de ejecución de comandos de un punto a otro se realicen en tiempo real y sin retrasos. Se espera que la red esté disponible en el 2020.

Un año más, el MWC marca la pauta de lo que sucederá con respecto a la tecnología móvil, que ha crecido y permeado en prácticamente todos los aspectos de nuestra vida, tanto que resulta difícil apostar a qué es lo que se podría presentar el próximo, ya que la velocidad de su transformación es abrumadora.

16659880826_2cc1826768_k

Contacto:

Correo: [email protected]

Twitter: @mariagiuseppina

 

Las opiniones expresadas son sólo responsabilidad de sus autores y son completamente independientes de la postura y la línea editorial de Forbes México.

 

Siguientes artículos

Peso registra su nivel más débil desde marzo de 2009
Por

El peso cotizaba en 15.228 por dólar, con un descenso del 1.15% ó 17.30 centavos, frente a los 15.055 pesos del precio r...