Por Maricarmen García* y Hermes Castañón**

La evolución que actualmente viven los servicios financieros alrededor del mundo, sin duda, es protagonizada por las fintech, que son empresas que usan la tecnología como eje para desarrollar modelos innovadores y ofrecer servicios financieros.

Las fintech han traído una disrupción sin precedentes en esta industria, y la colaboración de ambas creará un sistema financiero fortalecido, donde el mayor beneficiado será el cliente. México y otros países de América Latina cuentan con un sólido y creciente ecosistema fintech, una buena noticia para los mercados y los usuarios. De hecho, México es el segundo país, después de Brasil, con mayor cantidad de empresas fintech de la región, sumando más de 300 en 2018.

Los 10 principales modelos de negocio surgidos a partir de las fintech son:

  1. Pagos digitales. Se han creado sistemas integrados para realizar transacciones sin necesidad de efectivo, involucrando diversos participantes.
  2. Préstamos alternativos. Se trata de servicios digitales que usan modelos de scoring alternativo, con tiempos de aprobación inferiores a los tradicionales y soporte personalizado.
  3. Gestión de finanzas personales. Son herramientas digitales para la administración de la información financiera y bancaria personal relativas a ahorros, gastos y deuda.
  4. Activos financieros y mercado de valores. Asimismo, han surgido plataformas para invertir en instrumentos financieros como bonos, capitales, derivados, monedas e instrumentos de deuda.
  5. Seguros o insurTech. Se trata de herramientas que ayudan en la gestión de los procesos de promoción, venta y operación de productos y servicios de las aseguradoras.
  6. Financiación alternativa. Son plataformas para el otorgamiento y obtención de créditos a partir de personas o instituciones bancarias y no bancarias.
  7. Gestión de finanzas empresariales. Se trata de plataformas para la operación de las empresas y sus procesos (facturación, finanzas y administración, contabilidad, etc.).
  8. Gestión patrimonial. Se refiere a plataformas de soluciones para la administración del patrimonio a través de canales digitales y asesores robotizados.
  9. Transferencias de dinero. Se han creado plataformas para instrucción y ejecución de transferencias nacionales, internacionales y trazabilidad de dinero.
  10. Bancos digitales. Se trata de canales digitales para la adquisición y operación de productos y servicios bancarios.

La industria financiera tradicional provee una robusta infraestructura, fondos para invertir en investigación y desarrollo, una profunda experiencia brindando servicios al cliente, así como modelos de cumplimiento regulatorio y de relacionamiento entre instituciones.

Por su parte, las fintech aportan modelos innovadores y optimizados para conocer al cliente, eliminando barreras físicas y geográficas. La combinación de ambas partes logra un resultado de gran potencial; por ello, los modelos de colaboración entre ellas son de gran relevancia, pues permitirán la transformación para sobrevivir en el mercado.

*Socia de Asesoría en Administración de Riesgos Financieros de KPMG en México.

**Socio Líder de Servicios Financieros de KPMG en México

 

Contacto:

Correo: [email protected]

Página web: delineandoestrategias.com

Las opiniones expresadas son sólo responsabilidad de sus autores y son completamente independientes de la postura y la línea editorial de Forbes México.

 

Siguientes artículos

Empresas fintech y cómo conquistar el mundo
Por

Una de las principales ventajas que el sector fintech ofrece a emprendedores es la posibilidad de crecer dentro y fuera...