La 90 ceremonia de los premios Oscars se recordará por ser la más variada -o la menos blanca, heterosexual y masculina de las celebradas hasta el momento. Parece que la Academia estadounidense de cine quiso asegurarse de no cometer los mismos errores del pasado, incluido el anuncio a la mejor película del año.

Durante las casi tres horas de gala, el Teatro Dolby prestó su escenario a discursos a favor de la multiculturalidad, la inmigración, y las críticas y alusiones a Donald Trump y la Casa Blanca. Pero sin duda, tal y como venía anunciándose, el 2018 fue el año del feminismo en los Oscar.

 

Oscar terminados en -A

PUBLICIDAD

Nada más empezar, Jimmy Kimmel, al mando de la ceremonia por segundo año consecutivo, pronunció un discurso con nombres y apellidos: “La Academia, como saben, actuó el año pasado expulsando Harvey Weinstein de sus filas. Hay muchos candidatos, pero Harvey era el que más se lo merecía”, en relación con el escándalo por acusaciones de acoso sexual contra del productor de cine por parte de multitud de mujeres del sector, algunas de ellas presentes en la gala, en octubre de 2017.

“Si trabajamos juntos para erradicar el acoso sexual en el trabajo, las mujeres solamente tendrán que enfrentarse a este problema todo el tiempo restante adonde quiera que vayan,” ironizó.

Con el mismo tono, el presentador denunció la diferencia salarial entre hombres y mujeres en la industria del cine y la baja representación de mujeres en puestos de dirección. Sin embargo, Kimmel quiso mantener el optimismo al destacar las nominaciones de una mujer al Oscar a la mejor fotografía, Rachel Morrison por “Mudbound”, y la candidatura de Greta Gerwig a la mejor dirección por “Lady bird”.

Durante la ceremonia se sucedieron los gestos, palabras y símbolos de reivindicación feminista. Las actrices Greta Gerwig y Laura Dern entraron de la mano en el escenario para otorgar el Oscar al mejor actor, gesto de compañerismo que repitieron Jane Fonda y Helen Mirren para presentar el premio al mejor documental. Las actrices Tiffany Haddish y Maya Rudolph se quitaron los tacones para presentar los galardones al mejor corto documental y mejor cortometraje.

Uno de los momentos más emocionantes lo protagonizó Frances McDormand en su discurso de aceptación del Oscar a la mejor actriz por su papel en “Three Billboards outside Ebbing, Missouri”. La actriz pidió a todas las mujeres que optaban a una estatuilla a levantarse para reivindicar más trabajo para las mujeres, mientras recibía la ovación del público.

Lee también: Actrices de Hollywood se unen a favor de la inclusión y diversidad

 

Con el toque de México

Las fronteras también protagonizaron destacados momentos de la noche. En concreto, la que separa Estados Unidos de su vecino del sur. Sin duda, los mexicanos presentes en la gala se encargaron de poner en valor la variedad cultural. Empezando por Guillermo del Toro, que se llevó dos de los más reconocidos premios —mejor director y mejor película— por “La forma del agua” (“The shape of water”).

“Soy inmigrante”, afirmó al empezar su discurso para agradecer el premio a la mejor dirección. “He vivido 25 años en un país que es de todos nosotros, tiene partes de aquí, de Europa, de todas partes. Porque creo que lo más maravilloso que se puede hacer, y nuestra industria lo hace, es borrar las fronteras,” afirmó.

Lo que Guillermo del Toro expresó con palabras, los mexicanos Natalia Lafourcade y Gael García Bernal, junto con el cantante americano Miguel, lo hicieron a través de la música. Si bien quedó claro que el ‘charolastra’ afina más ante las cámaras que los micrófonos, la actuación de Remember me, candidata y ganadora en la categoría de mejor canción por “Coco”, llenó el teatro de luces de neon en forma de calaveras, sombreros y corbatas de mariachi, y volantes de colores en honor al Día de Muertos.

 

Recuerdo a los dreamers

Si los mexicanos manifestaron su rechazo a la discriminación racial con alusiones al muro de Trump, los actores Lupita Nyongo y Kumail Nanjiani se encargaron de la defensa de los dreamers, jóvenes inmigrantes indocumentados de los Estados Unidos a los que Donald Trump amenazó con deportarlos a sus países de origen.

Los actores utilizaron sus raíces kenianas y pakistaníes, respectivamente, para mandar su mensaje de apoyo a este colectivo: “Al igual que todos los aquí presentes y los que nos miran desde sus casas, nosotros somos soñadores”, dijo la actriz. “Crecimos soñando que un día trabajaríamos en el cine. Los sueños son la base de Hollywood, y los sueños son la base de America”, afirmó Nyongo.

Lee: Del Toro dedica premio Oscar a los jóvenes

 

Ceremonia sin sobresaltos

La noche en el Dolby transcurrió sin contratiempos. Warren Beatty y Faye Dunaway esta vez acertaron al leer el nombre de la película ganadora al mejor filme. Hecho que Del Toro se encargó de verificar, pues antes de recibir la estatuilla pidió el sobre, confirmó lo que estaba escrito y lo enseñó al público para que no hubiera duda de que su filme fue el ganador.

Destacó el momento en el que Jimmy Kimmel quiso agradecer el apoyo del público con una sorpresa a las personas que en aquel momento asistían a una proyección de “A Wrinkle in Time en una sala de cine, el TCL Chinese Theater, cerca del Teatro Dolby.

El presentador, acompañado del cineasta mexicano, Lupita Nyongo, Gal Gadot y Margot Robbie, entre otros, aparecieron por sorpresa en la sala repartiendo dulces, hot dogs y sandwiches ante un público asistente impactado y emocionado.

Otro golpe inesperado se produjo cuando Kimmel anunció un nuevo premio a otorgar al final de la noche. Para asegurarse de que los discursos de agradecimiento serían breves, el presentador anunció en el monólogo de inicio de la gala que el “oscarizado” más rápido en dar las gracias ganaría una moto acuática valorada en 17,999 dólares.

La promesa tubo su efecto, pues varios galardonados se apresuraron en sus discursos. El más corto fue el diseñador de moda Mark Bridges, premiado por el mejor vestuario en la película “El hilo fantasma”, que apareció montado en la moto de agua al final de la ceremonia. Así, para la próxima edición de los premios las quinielas y apuestas deberán contar con la categoría al discurso más rápido de la noche.

Te recomendamos: 

Del Toro gana Oscar a mejor director; ‘La forma del agua’ a mejor película